domingo, 17 de enero de 2010

Sherlock Holmes

Guy Ritchie no me dio buenas vibraciones en RocknRolla, con Sherlock Holmes se ha vuelto a ganar mi favor y el del publico en general. Puede que sea la película menos Ritchiniania (toma palabro!) de todas las que ha facturado aunque el poso sigue ahí, con sus flashbacks, sus cámaras lentas y sus protagonistas carismáticos. Y ahí entran Robert Downing Jr. y Jude Law, los nuevos Holmes y Watson, los cuales no defraudan lo mas mínimo.

Sherlock corre por las oscuras calles de un industrializado Londres del siglo XIX, mientras Watson junto a un grupo de policías preparan una redada. El malvado Lord Blackwood pretende llevar a cabo su sexto asesinato ritual y van a detenerlo. En el primer minuto de película ya podemos ver las dotes de deducción de Holmes, ve a un hombre de Blackwood que guarda una escalera a la catacumbas: "Ligera inclinacion de la cabeza a la izquierda, posible sordera en ese oido, golpear primero para desconcertarle. Se tambalea, posiblemente alcohólico, golpear la costilla flotante contra el hígado. Cojea de la pierna izquierda, posible lesión antigua, golpear rotula izquierda. Resultado, inconsciencia en 90 segundos, dos costillas rotas, una rotula dislocada, tiempo de recuperación de consciencia una hora, tiempo de recuperación total física seis semanas" Mientras detalla lo que piensa hacer lo podemos apreciar todo a cámara lenta para posteriormente verlo a velocidad normal. Un efecto muy moderno, para unas deducciones de la old school.
Blackwood es atrapado y ahorcado semanas después, Watson es el encargado de certificar su muerte. Tres días después de su funeral, tal y como Blackwood pronostica, este se levantara de entre los muertos para continuar con su plan. A la vez que ocurre esto vuelve a aparecer en la vida del detective Irene Adler, una ladrona que una vez engaño a Holmes y con la que mantiene una tormentosa relación. Para acabar de rematar la faena todo coincide en el tiempo con la mudanza de Watson del 221 de Baker Street, para irse a vivir son su prometida Mary. Teniendo ya todos los personajes sobre la mesa, la película nos cuenta las peripecias que vivirán el detective y el medico para logra desentrañar el misterio de Blackwood e impedir sus asesinatos.

La película no pretende reinventar nada, es una buddy movie pero con Holmes de por medio, lo bueno es que funciona y esta narrada con un ritmo cojonudo, en todo momento estas pasándolo bien, con las escenas de acción o con intrincados puzzles que Holmes tiene que resolver. Downing Jr. puede que arrastre un poco el papel de Tony Stark de Iron Man, o puede que es la sensación que nos da por ser dos personajes "listillos", pero ello en vez de empobrecer la pelicula la enriquece, con un Holmes burlón y canallesco. Nunca fui fan del detective lo reconozco, así que los puristas igual se están tirando de los pelos, no lo se, pero me da igual, yo lo he pasado teta, y al fin y al cabo es a lo que voy al cine, a pasarlo bien.