martes, 5 de noviembre de 2013

Thor El Mundo Oscuro

El viernes cuando le dije a mis amistades que había visto Thor 2 (ya sabemos que no es su título oficial, pero que coñe, hace gracia) todos me preguntaron lo mismo ¿Mejor o peor que la primera? Así que paso a responder la pregunta ya mismo y quedáis saciados. Mejor. Aunque hay un par de cosas que chirrían un poco, pero como enseguida te metes en la historia, las pasas por alto rápidamente. Me refiero a las armas de fuego o más bien rayos, que disponen tanto los asgardianos, como los elfos oscuros. Simplemente choca un poco ver que dispongan de esas armas y luego todos vayan con espadas y lanzas. Pero lo dicho, en cuanto entras en la trama, eso se olvida.

En el prólogo de la película se nos explican que Los elfos oscuros, en concreto el rey de estos, Malekith, desarrollo hace miles de años una potente arma que devolvería el universo al punto inicial, cuando aun no existía la luz. Bor el abuelo de Thor, acabo con el plan de Malekith, y ordeno se enterrara muy profundo esa arma, llamada Éter. Malekith y el resto de su ejército, se exilio en el espacio y dejo que pasaran miles de años hasta que el Éter volviera a estar libre y activo. Visto el prólogo, da un salto después de los eventos ocurridos en Los Vengadores, el príncipe de Asgard volvió con su hermano Loki, quien está recluido en las mazmorras por traición, y se puso manos a la obra para acabar con las guerras en los nueve mundos. Estas guerras tienen como detonante los pactos que Loki hizo al principio de Los Vengadores, por lo que Thor deberá de acabar con todas las revueltas de esos mundos. 

En la tierra, Jane Foster sigue investigando las anomalías gravitacionales para descubrir una forma de reencontrarse con Thor. Por su lado Erik Selvig, que también salía en Los Vengadores, ha perdido completamente la cabeza al haber sido poseído por Loki. Aunque en cuanto se le necesita, rápidamente se pone a trabajar como antes. En comparación con la primera película, aquí lo que ocurre en la Tierra sí que tiene cierto interés, sobre todo en la parte final del filme. Por una circunstancia que no desvelaré, el Éter se libera, y Malekith y sus seguidores despiertan de su largo descanso.  Los elfos oscuros asaltarán Asgard en una escena de batalla con naves voladoras de lo más molona y resultado trágico para la familia real. Este hecho hará que Thor necesite de la ayuda de Loki  para acabar con los siervos de Malekith, cumplir venganza y de paso salvar a los nueve reinos de ser destruidos por el Éter.

Sé que hay muchos a los que Loki no les convenció ni en la primera película de Thor ni en Los Vengadores, pero a mi Tom Hiddelstone me encanta cómo encarna al personaje, y en esta ocasión creo que está mucho mejor que en las anteriores, así que igual os acaba haciendo tilín y todo. Otro que también llama la atención es Idris Elba, Heimdall, que en esta secuela tienen algunos minutos más y mayor protagonismo e incluso alguna escena de acción muy chula. Chris Hemworth no lo hace mal, pero tampoco deslumbra, eso sí, consigue que un personaje que da un poco de rabia por su bravuconería, nos caiga bien, así que ni tan mal. 

Hay una curiosidad en la primera escena de Thor peleando, su contrincante es un troll de piedra, de la misma raza que Korg, el amigo de piedra de Hulk en Planet Hulk. Esto solo ha aparecido en los comics, pero que salga aquí enriquece el mundo cinematográfico de Marvel. También la entradilla de la productora ha cambiado, antes veíamos viñetas pasar sobre las letras de Marvel, ahora es parecida pero distinta. Y para terminar, las escenas finales, la primera a mitad de los créditos la podéis ver en youtube, y es la escena que enlaza la historia con la futura "Los Guardianes de la Galaxia", en la que aparece  Benicio Del Toro que interpreta a la entidad cósmica llamada El Coleccionista. La segunda escena, la que sale al final final, es una pijadita, no está mal, pero no mata, yo les hubiera invertido el orden.

En definitiva, si te está gustando el universo Marvel que nos están dando en los cines, vete a verla, es entretenida, tiene acción y sale Loki, ¿qué más quieres?. Ah, se me olvidaba, y también hay un cameo de uno de los vengadores (además del de Stan Lee) que está simpatiquísimo.
Excelsior, creyentes, excelsior.