viernes, 10 de septiembre de 2010

True Legend

Yuen Woo-Ping es mundialmente conocido por su faceta como director de coreografías de artes marciales, pero también ha dirigido muchas películas, y esta True Legend es la ultima que ha facturado, concretamente este mismo año. En la cinta se nos cuenta la historia de Su Cao, un general de ejercito que tras una ultima misión de rescate de su príncipe, vuelve a casa a disfrutar del descanso y formar una familia con su esposa. Deja al cargo del ejercito a su hermanastro y vuelve a la antigua casa familiar. Pasados los años Su y Ying, su esposa, tienen un hijo, y el hermanastro vuelve a casa en busca de venganza. Resulta que el padre de Su, hace muchos años, mato a un amigo que se había vuelto loco al intentar controlar el arte marcial de los cinco venenos, así que acogió en su casa a los dos huerfanos, una la que ya es esposa de Su, y el otro el hermanastro malvado. Este ha conseguido dominar el arte de los cinco venenos, pero al igual que se padre ha perdido la cabeza. Acaba con el patriarca familiar, da una paliza a Su y acaba tirándolo al rio, Ying se lanza al rio tras su marido no sin antes pedir a su hermano que se encargue de su sobrino. Su y Ying sobreviven a los rápidos del rio, pero Su esta destrozado, parece que incluso no podrá volver a luchar. Ayudados por una mujer que vive en las montañas (Michelle Yeoh) viven durante unos cuantos meses (puede que hasta un año, pero como lo pone en chino...) allí Su entrenara para fortalecerse y poder salvar a su hijo. Lo que no sabe Su es que el también esta perdiendo la cabeza, y sus entrenamientos son mas fantasía que realidades. La historia continua, pero no desvelare mas.

La película se puede desglosar en dos, una de 1 hora 30 minutos, y otra de 35 o 40 minutos, y es que en cierto momento la película termina, pero luego a modo de epilogo de esos mas o menos 40 minutos, vemos como continua la vida de los protagonistas meses después. Esta cojonudamente bien filmada, las escenas de acción son acojonantes y la cámara no pierde el hilo de la lucha en ningún momento, algo que con los actuales montajes videocliperos con miles de planos suele quedar como el culo, pero el director Woo-Ping tiene el ídem mas que pelado de hacer esto, y hacerlo bien. Puede que los cromas en ciertas ocasiones canten demasiado, pero en general el acabado de la película es de superproducción, lo que seguro que es, aunque aquí desgraciadamente ni se sabe si se estrenara, y aunque lo hiciera ya sabemos que no estaría mas de una semana en cartel (y eso con suerte) Un puntazo que tiene la pelicula es ver en un cameo al fallecido David Carradine, y como punto negativo un excesivo uso del breakdance-kung fu hacia el final de la pelicula.

Según la IMDB el próximo proyecto de Yuen Woo-Ping es la adaptación para Marvel de los comics de Shang Chi, la verdad, no se me podría ocurrir nadie mejor.