miércoles, 30 de septiembre de 2009

Resident Evil Degeneration

Resident Evil tiene tres películas a cada cual peor, siendo la tercera un verdadero despropósito, así que mis expectativas ante esta Resident Evil Degeneration eran nulas. Lo único que me llamaba de la película es que estaba integramente realizada en CGI, y que había zombies (aunque los llamen infectados) Que además no tenga mucho que ver con la historia de la trilogía protagonizada por Milla Jovovich, también le suma puntos.

El virus T, un arma biológica creada por la extinta Umbrella Corp. , esta causando estragos en el aeropuerto de la ciudad en la que transcurre la acción. Un importante senador, y a la vez dueño de una farmaceutica relacionada con el virus T, esta atrapado dentro del aeropuerto. Junto a el, Claire Redfield, una superviviente de Racoon City, y varios civiles se las verán con los zombies que deambulan por el aeropuerto. Leon S. Kennedy (protagonista junto a Claire del videojuego Resident Evil 2) es enviado para rescatarles. Llega, se cepilla a la mitad de los zombies y saca a casi todos con vida de allí. Claire que es una activista de una ONG que se manifiesta contra la farmaceutica del senador, tiene que tragarse sus palabras al descubrir que dicha empresa, ha desarrollado la vacuna para el virus T, y que es una persona muy cercana a sus ideales quien ha soltado el virus en el aeropuerto. Todo esto lleva a un segundo tramo de la película donde se echan en falta los zombies y todo es mas thriller en vez de terror.

Los modelados de los personajes son de sobresaliente en algunos como Leon, Claire o Angela, y de echarse a llorar en otros casos como el del Senador, cuyo traje parece una segunda piel y con una textura horrorosa. Puede que este ultimo este hecho así para sentir mas repulsión por el personaje, pero mas bien parece una falta del pulido final. La iluminación es acojonante, parece luz real, así que en ese ámbito no se puede achacar ni el mas mínimo fallo. La animación es perfecta, lo mas seguro es que sea capturada, pero las expresiones faciales siguen siendo la asignatura pendiente del CGI. Sus caras transmiten emociones en contadas ocasiones,y porque son gestos muy reconocibles, como bajar las cejas y fruncir el ceño o sonreír, pero cuando son emociones mas complejas, como dudas o incertidumbre, ahí la cagan.

La verdad es que se pasa en un suspiro, y si bien en el segundo tramo se desinfla un poco, el regusto que deja al terminar es el de que no te importaría ver una segunda parte ya mismo. Lo dicho, no es la reinvención de la rueda, pero entretiene, y da fe a los que creíamos que el nombre Resident Evil solo significaba sacar tajada de una licencia de videojuegos.

Pd: La mejor manera para identificar zombie o infectado es la siguiente: El zombie se mueve lento, el infectado corre. Y me da igual como los llamen en las pelis, al final son lo mismo.