lunes, 7 de septiembre de 2009

District 9

Los aliens llegan a la Tierra. Su nave se para encima de la ciudad de Johannesburgo. Como los extraterrestres no salen, un equipo especial sube hasta la nave y tiene el primer contacto, posiblemente uno que nadie había imaginado. Los residentes de la nave espacial son una raza enferma y desorientada, así que se les traslada a un campamento justo debajo de su platillo. Alli pasan los años y como ni los aliens ni su tecnología nos son de utilidad, nos olvidamos de ellos.

Las Meta Naciones Unidas (MNU) tienen un departamento encargado de los asuntos humanos-alienigenas, y es aquí donde el protagonista humano de la película trabaja. Es uno de los asistentes sociales que tienen asignados los "gambas" (llamados así de forma despectiva por su aspecto), y acaba de ser ascendido para hacerse cargo de una importante misión, hacer firmar a todos los "gambas" la orden de desalojo, ya que quieren trasladarlos a una zona mas lejana a la ciudad. En esta operación de notificación de desalojo, Wikus, que así se llama el protagonista humano, sufre un pequeño accidente que no desvelare, por el que se vera perseguido por sus congéneres de especie, quedandole como único escondite el Distrito 9, el gueto de los aliens, donde no tiene muchos amigos precisamente.

La película esta producida por Peter Jackson, dirigida por Neil Blomkamp y con efectos de la Wignut, la misma de El Señor de los Anillos, por lo que los mismos son sencillamante acojonantes. Los dos primeros planos de los aliens, puede que te canten un poquito, pero según avanza la película no piensas en ellos como algo hecho en 3D, sino como entes perfectamente reales, no solo de apariencia sino también de interacción con su entorno. A todo ello hay que sumarle un rodaje estilo falso documental, con mucha camara al hombro y utilizando cámaras de seguridad (filtros para que lo parezcan) de trafico o grabaciones de móvil. Algo similar a Monstruoso pero multiplicado por mil. Aun así este montaje se va diluyendo con el avanzar de la historia y va pasando a uno mas convencional.

La intención de la película es abofetear en la cara al espectador, hacernos recordar el Apartheid, y dejarnos claro que dentro del colectivo humano, el racismo, la intolerancia y la estupidez son patrimonio universal.
Puede que tenga uno o dos agujeros de guión, pero ¿Y si son cosas para una segunda parte? De eso no hablare para no estropear la historia, pero si alguien que la haya visto quiere decir algo, ahí están los comentarios.