lunes, 11 de abril de 2011

Los 4 Fantásticos y Silver Surfer

Dos años después del estreno de Los 4 Fantásticos, Marvel Studios nos vuelve a traer a "la primera familia", esta vez acompañada de Silver Surfer. Repite en la dirección Tim Story y el elenco de actores de la original. Desconozco si el presupuesto era superior o inferior a la primera parte, pero lo que si que queda claro es que los efectos infograficos están hechos con bastante menos mimo, no llegan a la desfachatez de una producción The Asylum, pero son bastante pobres, posiblemente porque la mayor parte de recursos se destinaría a la creación de Silver Surfer.

Reed y Susan están preparando su boda, pero nada saldrá como esperan, una extraña energía esta viajando de una punta a otra del planeta, creando grandes agujeros en la tierra y provocando extrañas situaciones como la solidificacion del mar al norte de Japón o la aparición de nieve en pleno Egipto. El mismo día de la boda reciben la visita de la extraña energía, que no es otro que Silver Surfer (aquí en los comics se le llamo Estela Plateada) heraldo de Galactus, el devorador de mundos. Victor Von Doom al que se suponía muerto o al menos encerrado dentro de su propia armadura, revive al paso del plateado por Latveria y posteriormente en un encuentro con el alienigena, consigue recuperar su buen aspecto, desapareciendo las cicatrices y heridas que le provoco la radiación cósmica de la primera película.
El gobierno de los EEUU junto a los 4 Fantásticos y el Doctor Doom, inventaran una mecanismo que separe a Silver Surfer de su tabla, ya que esta es la que le da poder. Doom tiene pensado quedarse la tabla para el, pero los 4F estarán ahí para hacerle frente.

Como su precuela, la película es sencilla, simpática y tiene acción y humor para todos los publicos. Cierto es que las escenas de FX son algo pobres, siendo algunas ridículas como la del baile de Mr. Fantastico, y una de las novedades de la película, el fantasticar, esta verdaderamente desaprovechado. En cuanto a Silver Surfer, tampoco lo lucen mucho, sus primeras apariciones y su carrera contra la Antorcha, son lo mejor del primo-hermano del T-1000. Si tendremos dos detalles curiosos y simpáticos, uno ya es marca de la casa, Stan Lee haciendo un cameo, en este caso con frase incluida, y el homenaje/guiño al SuperSkrull con un Johnny Storm poseyendo los cuatro poderes a la vez.
Un pelin inferior a su predecesora, pero igualmente disfrutable y entretenida.