viernes, 8 de agosto de 2008

GOODBYE AMERICA

A mi la familia Monster, mas o menos, siempre me ha hecho gracia. Por eso tenía curiosidad por ver este documental, del que la única referencia que tenía, era que Al Lewis, nos contaba su vida. Y a mí por lo general las vidas de personalidades del mundo del cine, me suelen gustar bastante. Así que me puse a ver el documental.
Mi primera decepción, vino con los títulos de crédito, ya que estaba ante una producción de Elías Querejeta (ugghh¡¡¡), o sea, una producción totalmente Española. Malo.
En el documental, aprovechan una sesión de maquillaje (un tipo con una camiseta preciosa de NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES, es el que lo maquilla) donde se le caracteriza a Al Lewis como el abuelo Monster, para que vaya paliqueando sobre su vida. Bien, pues nada de hablar de la farándula. Absolutamente todo el documental, es un panfleto Izquierdista, ya que Lewis es un activista comunista.
Como no...¡ Puto Elías Querejeta!... dispones de Al Lewis para hacer un documental, y en vez de hacerle hablar de su trabajo como actor, le hacen hablar de política todo el tiempo. Eso si, hay un momento en la película, en el que el propio Al, les advierte que en el momento que salga de maquillaje, se acabó el politiqueo, que el publico quiere ver al abuelo Monster y no al abuelo Activista. Olé.
Destaca únicamente, un momento en el que Al Lewis habla de la caza de brujas, e insulta a Gary Cooper, que era uno de los chivatos.
Luego, estos señores, tienen la desvergüenza de filmar al actor, casi agónico, en su lecho de muerte, con la cara hundida y los ojos secos, para intercalarlo con el paliqueo. Eso se podía evitar. ¿No son ustedes tan de izquierdas y respetuosos? ¡¡¡pues vayan a filmar a su puta madre cagando y que después nos hable del hambre que pasó en la postguerra, no te jode!!!
Dirige un tal Sergio Oksman, que viendo su filmo, no sé porqué hace cine, si lo que a el le va es la política... y el futbol.
Una vergüenza de documental, un puto panfleto de mierda. Con el buen jugo que se le podria haber sacado a dicho personaje...si hasta era amigo de Ron Jeremy. ¿Cómo surgió esa amistad? Pues nunca lo sabremos, porque quienes tenían la oportunidad de hacer un documental sobre eso, han preferido explotar la ideología política del actor.
Y es que en este puto país, mola mucho ir de intelectual, pero no dejamos de ser unos putos paletos. Porque el que coge a Al Lewis y hace un documental sobre su condición política, es un puto paleto. Por mucha pasta que lleve en las gafas.

No hay comentarios: