sábado, 22 de agosto de 2009

TICKS

Amigos, no os quepa duda, dentro de 10 o 20 años como mucho, los 90 serán reivindicados como algo bueno, por extraño que parezca. Recordad mis palabras.
Pero lo más absurdo es que probablemente el cine de terror de esa década también conocerá una inexplicable e injusta valorización (y, todavía peor, con ella el boom del gore en España, una de las peores vivencias que han sufrido estas tierras junto a la dictadura del generalísimo). Porque sí, señores y señoras, en general el "fantastique" de los 90 no mola nada... a pesar de que haya muy leves excepciones, la mayoría de las cuales, cómo no, se encuentran en el terreno del cine de bajo presupuesto. Y todavía más bizarro, con Brian Yuzna en tareas de productor, poco antes de estropearse del todo.
"Ticks" en castellano se titula "Garrapata", pero suena tan idiota que he preferido dejar el título en inglés (o uno de los dos, el otro es "Infested"). Y sí, me temo que va de garrapatas asesinas. Por culpa de una sustancia ideada para mejorar el cultivo de marihuana, unas garrapatas aumentan de tamaño y se las hacen pasar canutas a un grupo de chavales conflictivos que han ido a "terapiarse" al monte. El caso es que, dentro de lo que cabe, la peli se lleva bastante bien... no es una maravilla, pero tampoco aburre en exceso y tiene su ritmillo. Una de las mayores bazas que tiene es poder ver efectos especiales de la vieja escuela, y que encima, están muy muy apañadicos (con esas garrapatas movidas por stop motion!), tras ellos está Doug Beswick, también en tareas de producción y responsable de las idea de base (¡¿fuiste tú?!). Hoy día, como todos sabemos, un film así sería pasto de mediocres efectos infográficos, y con "Nu Image" o "Syfy Channel" al timón.
No descubro nada si digo que los 90 fueron más bien escasos en cuanto a truculencia, la poca que puede haber la encontramos en este tipo de productos. No es que "Ticks" sea un baño de sangre, pero tiene sus buenas dosis de guarrerías.
Al de Brian Yuzna, debemos añadir otros nombres interesantes. El director, Tony Randel, también llevó las riendas de "Hellbound: Hellraiser 2", "Children of the night" (una de las primeras pelis producidas por la revista "Fangoria") o "Amityville 1992", secuela del clásico de casas encantadas destinado a los video-clubs (o las teles por cable). El reparto es igual de colorido, un repelentísimo Seth Green (lo habéis visto en muuuchas pelis, pero destaca especialmente como el hijo del Doctor Maligno de "Austin Powers"), Alfonso Ribeiro (sí, el Carlton de "El príncipe de Bel-Air") que acaba convertido en el recipiente de donde saldrá una mega-garrapata muy cabreada, Clint Howard siempre en el papel de "rarito" (en este caso es el tipo de la plantación de marihuana) y su padre Rance Howard como sheriff (no hace falta decir que también lo es de Ron Howard, a su vez hermano de Clint).
Aprovecho para dedicar esta reseña a mi buen amigo Goblin.

4 comentarios:

Goblin dijo...

Siiiii!!! Ticks! Ticks!! Ticks!!!
Como ya comentamos da la casualidad que yo también la vi esta semana y coincidimos, aunque no sea la gran maravilla la peli cuenta con un argumento gracioso, efectos especiales artesanos que bién podrian pertenecer a los 80 además de unas cuantas curiosidades dignas de mención. Una buena cinta para pasar una entretendia noche de verano en compañía de Garrapatas Asesinas!!

Gracias por la dedicatoria guapo! Besos succionadores ;)

Dr.Chainsaw dijo...

Joder! Solo por el argumento, el cartel, los monstruos y lo que dices merece la pena verla! Solo una cosa más, salen tetas?

Naxo Fiol dijo...

Es cine de los 90........ ya es mucho que haya algo de sangre, así que de tetas, ni media.

Dr.Chainsaw dijo...

Ya también... Joder! Con lo que molaria una peli de tetas, sangre y garrapatas gigantes!!