miércoles, 19 de agosto de 2009

BOOK OF BLOOD

Señores, menudo sorpresón que me llevé ayer noche viendo esta reciente producción Británica. Uno de los buenos.
Antes de ponerme a verla, no sabía qué esperar de ella. Se trata de una adaptación de dos relatos escritos por el renombrado Clive Barker (sí, el dire de "Hellraiser" y "Razas de noche") pertenecientes a su mítica serie de "Books of Blood" (de los que, hace ya bastantes años, compré los dos primeros volúmenes de sus ediciones patrias, tituladas "Libros sangrientos"). Desconozco por qué han tardado tanto en ser llevadas a la pantalla, pero viendo los resultados, la espera ha valido la pena.
Es inevitable pensar en todas las experiencias previas de Barker en el cine (como director o como materia adaptada) antes de ponerse con este "Book of Blood" y, salvo el primer "Hellraiser", la cosa está algo flojita. "Rawhead Rex", "El señor de las ilusiones", pssss... tal vez "Midnight Meat Train" que, bueno, se dejaba ver... pero nada que quitara el sueño (añadir que Barker es también productor del film comentado). Así que me senté frente a la pantalla esperando lo contrario a lo que vi, de ahí que imagino me haya llevado una impresión tan positiva.
En realidad "Book of Blood" no es otra cosa que una historia de casas encantadas!!!, pero contada de modo diferente, aunque en algunos aspectos tenga la misma estructura o los mismos tópicos que hasta la más zetosa de las pelis. Y es que, una vez más, y como ya he dicho otras veces, da igual que el material de base lo hayamos visto mil veces antes; si está bien hecho, es tan efectivo como el más virgen de los terrenos. Y este es el caso.
Una investigadora paranormal se obsesiona en documentar los supuestos fenómenos que ocurren en un viejo caserón en el que murieron un medium y una chavala gótica. Para el lugar se lleva a su técnico de audio y vídeo y a un tipo que, se supone, tiene la capacidad de conectar con el más allá... o tal vez no.
¿Y qué tiene de especial este argumento tan trillado?, pues todo, la estética de la peli, su fotografía tenebrista, sus personajes creíbles y cómo se relacionan, la falta de humor, los inteligentes diálogos, los muy muy contados excesos (pocos fuegos artificiales y, sí amigos, poco gore... haberlo haylo, pero no esperéis una carnicería continua porque no) y sobre todo, una atmósfera aplastantemente conseguida. "Book of blood" es una peli de terror gótico, clásica... en esencia, una historia de miedo... y, aunque esto sea muy subjetivo, proporciona no pocos escalofríos, algunos gracias a impactantes imágenes de aterradores espectros, sí, pero otros mérito del sonido y/o la música. Todo ello muy british, pero en el buen sentido.
Curiosa y fantásticamente el director es John Harrison, ex-compositor de bandas sonoras para George A. Romero (suya es el fantabuloso soundtrack de "Creepshow") y, así mismo, director de la simpática "El gato infernal".
"Book of Blood" es uno de esos films que van contra la teoría de que "ya no se hacen pelis de miedo que den miedo". Esta sí da, mucho o poco... pero da.
Una sorpresa muy agradable y recomendable.