martes, 5 de febrero de 2013

El Capitán Trueno y el Santo Grial

Nunca fui del Capitán Trueno, cuando era crio ya estaban algo pasados y Marvel me engancho de tal manera que los clásicos de la viñeta de nuestro país me sabían a rancio. Salvo cuatro detalles, poco conozco de este comic firmado por Víctor Mora, los nombres de los personajes y poco más. Así que desconozco si solo luchaba contra entes humanos, o había algo de magia por medio. En el filme si que tiene ese aspecto fantástico, con magos y monstruos infernales, aunque este último no haga más que acto de presencia al final en un par de planos que duran unos 30 segundos, cosas de presupuesto, supongo. Con el estreno del filme llegaron a los periódicos las quejas de los actores contra el productor, que si no habían cobrado, que aquello era una estafa para cobrar subvenciones…. Lo habitual en el cine español, para que vamos a negarlo. Ya la cosa olía un poco mal, y cuando un amigo mío fue al cine a verla, me comento que aquello era una caquita bien grande y humeante, me temía lo peor. Este pasado fin de semana, por razones que no vienen al caso, Naxo estuvo en mi casa, y si, nos gusta el cine chungo, pero no queríamos ponernos algo excesivamente malo, así que cogimos esta película suponiendo que sería una mierda pero tendría su aquel. Veamos si tiene ese algo que la puede encumbrar a mala pero divertida o se queda en mala y aburrida.

Empieza la cinta con una escena de rescate in extremis por parte del Capitán, quien salva a sus amigos Goliath y Crispín de que los moros les corten la cabeza. Todo esto ocurre en un castillo, que se encuentra como esta en la actualidad, hecho una mierda, pero bueno cuela el escenario. En cambio la acción, uummm… flojea un poco, dejémoslo ahí. Ya que están allí, se ponen a rescatar al resto de presos de los moros, encontrándose el Capitán con un anciano que le entrega el Santo Grial y le pide se lo lleve a España y se lo de a los caballeros custodios. Como es un anciano el Capitán Trueno piensa que el viejo chochea, ay ay, ay, que hay que escuchar más a los mayores, leñe. Tras el rescate vemos como es el campamento de los cruzados, en el cual el Capitán Trueno y sus amigos descansan. Si bien en un plano general aquello canta a corta y pega, el resto de planos al ser medios y cortos, pues no vemos más que un par de casetas de lona y a unos cuantos cruzados, y esta técnica se repetirá durante toda la película. El Capitán es llamado por su Rey y le encomienda vuelva  a España para hacer una misión, ya que en unos pueblos del sur algo maligno está acabando con las cosechas y aldeanos. Además tendrá que proteger y llevar a la princesa Sigrid con él, la verdad, no recuerdo porque. Al llegar a España los locales les cuentan la situación, algo monstruoso está acabando con las gentes de bien, quienes tienen miedo a salir de sus casas. El Capitán es apresado por los malos de turno, que son una copia cutre y descarada de los Inmortales de 300. Cuando una maga negra le esta torturando, ve en su cuello una extraña marca que lo determina como un elegido, un caballero custodio, aunque él no tenga ni puta idea de ello. Luego se escapa, se encuentran con Morgado, pasan cosas (pocas), se enfrenta a los malotes y la bruja negra, aparece el monstruo infernal ese que es una especie de gusano de Temblores y fin. El Cáliz por si se lo pregunta alguien, sirve para llamar al gusano ese, se desconoce si los custodios le pueden dar otro uso, pero a esas alturas de la película ya te importa todo tres pepinos.

Naxo comento que por lo que veía se estaba usando la misma técnica que en las películas de Asylum, mucho paliqueo, muchos paseos, planos medios y cortos para que no se vea que el escenario es un descampado, borrosidad del fondo para que no intuyamos las torres de alta tensión y de cables telefónicos, y en definitiva hacer que pase el tiempo para llegar a la duración deseada. Aunque en este caso es excesiva ya que dura casi 2 horas y con 75 minutos habrían tenido de sobra, habría quedado más ágil y nos ahorraríamos un montón de diálogos chorras que no cuenta nada ni interesan una mierda al espectador.

Sobre los actores, tengo que decir que Peris-Mencheta, el Captan Trueno, es el mejor de ellos. Se ve que el tio al menos sabe actuar más o menos, porque si cogemos al esto de protagonistas es para pegarles dos tiros. Goliath lo interpreta Manuel Martínez, que era olímpico de lanzamiento de peso, así que no le pedimos mucho, pero no llega a cumplir o al menos sus frases, supuestamente graciosas, no acaban de cuajar, dejándolo como un personaje grande y bobo con una porra que canta a gomaespuma desde lejos. Crispín es Adrian Lamana, que salvo series de televisión y alguna película no ha hecho mucho, y la verdad es que en la peli está mal, no horroroso, pero mal, eso sin hablar del decolorante de pelo que le echaron que le queda como el culo. Y llega la joya de la corona, la actriz que interpreta a Sigrid, Natasha Yarovenko. Lo siento mucho pero no lo hace mal, lo hace de putisima pena. Si esta señorita es actriz, yo merezco un Oscar, y eso que quienes hayan visto cortos en los que aparezco, sabrán que sobreactúo como un cabrón. El que hace de malo malo, es Gary Piquer que si yo sobreactúo, este señor, sobreactúa sobre lo sobreactuado, aunque no se qué culpa tiene el director y qué culpa tiene el, ya que parece el malo de opereta de un comic, así que a saber. Ramón Langa se pasea por allí poniendo cara de palo, y el resto son todos actores de TV, bueno el resto y los ya mencionados, porque era ver la película y decir, coño ese sale en alguna serie, y ese también, en la misma segun IMDB, espera ese también sale en la misma serie, coño si hasta el director, Antonio Hernández, es el director de esa serie, que si tenéis curiosidad es La Fuga que creo ya han cancelado, o algo, ni me va ni me viene.

En cuanto a la fotografía, Naxo estaba encantado con ella, y tengo que decir que no estaba nada mal porque las escenas de noche o a oscuras se veían muy bien, por lo que tiene razón. En cambio el audio, ay el audio, que mal estas hijo mío. En momentos no se escucha a los actores hablar de lo fuerte que suena la música, en otros sin música, casi se baja el volumen a niveles de necesitar un sonotone, no sé si con algunos actores está hecho a propósito para que no les entendamos y así no podamos saber si actúan mal o bien. Los Fx de sonido, bueno, no son muy malos, pero en las luchas a espadas estas hacen siempre el mismo ruido. Y vamos con lo mejor de la película, la música. Es demasiado buena, es épica, es emocionante, es muy tipo Señor de los Anillos, lástima que la acción que la acompaña no tenga ni un diez por cierto de épicidad o emoción. Y es un problema porque al ser tan buena la música, lo que ves parece aun peor.

Al principio decía que esta película podría ser de esas malas pero divertidas o no, y creo que ha quedado claro, que menos divertida es cualquier cosa. Ni con un palo, señores, no la toquen ni con un palo.