martes, 19 de febrero de 2013

Hellstar Remina (manga)

Las historias de Junji Ito siempre tienen algo de fantástico y parte de terror. En la historia que nos ocupa es más importante la parte fantástica, más bien la parte de ciencia ficción, aunque seguiremos teniendo algunos momentos terroríficos.

El profesor Oguro, un astrofísico japonés, descubre un nuevo planeta que ha llegado al borde de nuestra galaxia a través de un agujero de gusano. Por ser el descubridor, el científico gana el premio Nobel y le es otorgado el honor de ponerle nombre al planeta. Este se encuentra a 16 años luz de la tierra, y como la edad de la hija de Oguro son también 16 años, decide ponerle su nombre. El planeta se llamara Remina, como su vástaga. Rápidamente Remina se hace famosa (la chica y el planeta) así que le llueven ofertas para hacer eventos, sesiones de fotos y demás trabajos de una idol japonesa. Remina tiene un agente y un club de fans. Su fama va en aumento día tras día, y cada vez genera más dinero. Todo va bien para los Oguro.

Un día el ayudante del profesor descubre un extraño suceso, al paso de Remina (el planeta), el resto de cuerpos celestes desaparece. Al principio piensan que pueden ser efectos de luz al pasar el planeta cerca, pero lo más extraño llega cuando pasado un tiempo descubren que Remina el planeta, se ha parado, ha variado su rumbo y va directo hacia el sistema solar,  y en concreto directo a la Tierra. Según los cálculos del profesor en un mes, Remina impactara contra nuestro mundo. Cuando la noticia se filtra, la población mundial entra en pánico. Los poderosos organizan métodos de evacuación del planeta o búnkeres subterráneos, pero hay demasiados habitantes para sacarlos a todos y muy poco tiempo, por lo que parece que el mundo y la humanidad tienen fecha de caducidad. A estas alturas ya se puede ver al planeta Remina a simple vista, con solo levantar la mirada hacia el cielo. La masa de la población, que como toda masa es cazurra y no atiende a razones, decide culpar al profesor Oguro y a su hija Remina de la futura catástrofe. Así, como una secta, deciden sacrificar a padre e hija en mitad de la calle crucificándolos para calmar al planeta. Empieza entonces la huida de Remina, junto a su agente, el director de su club de fans y un joven rico que solo piensa en tirarse a Remina.

La historia es distinta a las típicas de fantasmas japoneses de pelo largo, y no tiene nada que ver con el gore guarro, por lo que se agradece un poco de variedad. Interesantes también son los efectos producidos por un elemento tan grande acercándose a nuestro planeta, las mareas, la propia gravedad, todo se verá alterado contra más cerca este Remina (el planeta) de nuestro mundo. No es un manga que llame en exceso la atención, pero es lo suficientemente interesante como para echarle un vistazo, sobre todo si quieres saber que pasa al final con Remina (el planeta), la Tierra y Remina (la chica). Interesante.