martes, 18 de octubre de 2011

AQUELLAS CARATULAS MARAVILLOSAS (1): "LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES 2"

Estos días, por motivos que no vienen al caso, he podido ver muchas viejas carátulas de VHS y, por ende, recordar grandes momentos de mi vida. Tantas han sido que, en fin, he decidido abrir este post para hablar sobre ellas, sobre esos pedazos de papel satinado (si es que lo estaban) que en el momento de localizarlos no solo cambiaron mi existencia... sino que me supusieron el descubrimiento de pelis únicas o, mejor aún, que me aterraban.
A ver, ya hemos tocado este tema ANTES, pero digamos que ahora lo hago oficial y de un modo más profundo, rememorando para cada carátula el lugar y las sensaciones obtenidas. Que comience el show...
Aún lo recuerdo como si fuera hoy. El increíble sótano del video-club "J.P." estaba plagado de tesoros. Era la sección de las pelis baratas. Bajar resultaba emocionante, inquietante. Las cintas se apilaban unas sobre otras en las estanterías y nunca sabías lo que te ibas a encontrar. En una de mis primeras visitas, justo al lado de la escalera, vi esta carátula. Entonces desconocía por completo que se trataba de "Children shouldn´t play with dead things"... pero, primero, me fascinó que existiera una secuela bastarda del clásico de Romero (aunque fuese únicamente gracias al distribuidor Español), segundo, el -entonces- desconocimiento de los nombres impresos en el papel incrementaba la sensación de enigma, temor y, por ende, atracción, algo que me pasaba con muchas pelis en aquella época y que hoy día echo de menos muchísimo. Y tres, el dibujo era tan deliciosamente macabro y a la vez tan cutre, tan de novela de a duro, que no pude hacer otra cosa que llevármela a casa a pesar de la cantidad de polvo acumulado (y que pondría en peligro los cabezales de mi vídeo).
Una vez apretado el "Play", la sensación no cambió ni pizca. La copia de 35mm telecinada estaba hecha una birria, llena de rayas, y la verdad es que pasé bastante miedo viéndola... aunque ya no por los propios méritos del film (que los tenía), sino por todo el misterio que lo envolvía.
Suspiro.

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

La época dorada de los videoclubs y la inocencia cinéfaga, cuando no habíamos escuchado hablar de la mayoría de películas que veíamos y todo era nuevo y misterioso.
Y cuando dar con una película rara que tenías ganas de ver era toda una aventura, y una vez que te hacías con una copia en vhs la guardabas como un tesoro. Hoy en día, internet facilita esto hasta límites absurdos, pero por otra parte le resta interés y encanto al asunto.

Menudos recuerdos y menudos tiempos...

Naxo Fiol dijo...

Joder macho, yo no lo hubiera expresado mejor... opino exactamente igual...

Naxo Fiol dijo...

también por eso mismo cuando por fin localizabas la peli, te gustaba aunque fuese una mierda, por lo mucho que te habías currado la búsqueda...

Belknap dijo...

Mr. Naxo Fiol, hombre, usted ha hecho que se me piante un lagrimon, la epoca dorada de los videoclubes, finales de los años ochenta, parte de los noventa, que epocas, yo de jovencito trabaje en uno, ¡ que epocas ! ¡ que epocas ! Los VHS tenian magia, no es que los DVD no la tengan, pero aquellos tenian un algo especial, y las caratulas.. Un saludo.

Naxo Fiol dijo...

Lo del lagrimón era la idea, amigo... a ver, puede que la magia no fuese por las pelis en si, sino porque nosotros éramos más jóvenes e inocentes... pero da igual, echo de menos mis grandes paseos buscando video-clubs y ese misterio que lo envolvía todo... seguiré hablando de ello en futuras entradas.

thEye33 dijo...

Aquel que no haya regresado a Casa con los dedos ennegrecidos por la grasilla y la ropa llena de polvo de estantería...no puede comprenderlo!Aún no me imagino un blu-ray con una ligera densa capa de polvo esperando ser rescatada, No hay color. Fdo. Un colgado que tiene cintas Beta en el Trastero-Biblioteca

Naxo Fiol dijo...

Somos privilegiados por haber vivido momentos tan mágicos.