lunes, 3 de octubre de 2011

Batman: La Broma Asesina

Al igual que en Una Muerte en la Familia necesito contar toda la historia para explicar el argumento real del comic, así que quienes no lo hayan leído y quieran seguir "vírgenes" que no continúen. Aunque como alguien dijo: "Lo importante no es el destino, sino como transcurre el viaje" por lo que podéis continuar leyendo, aunque yo ya he avisado. El guión es de Alan Moore, los lapices de Brian Bolland y el coloreado de John Higgins.

En esta historia Batman no es el verdadero protagonista, sino su enemigo mas carismático, Joker. El hombre murciélago va al Arkham Asylum, para entrevistarse con el Joker. Ha estado dandole vueltas a la idea de que más tarde o más temprano se acabaran matando mutuamente, y decide llegar a un entendimiento con el villano. Allí descubre que su archienemigo se ha fugado y dejado a un doble suyo en su lugar. Paralelamente vemos como Joker se hace con un parque de atracciones el cual acondiciona para probar algo, que cualquier persona si se la presiona mucho, puede llegar a enloquecer como le paso a el. Con la ayuda de su banda secuestra al comisario Gordon, y ya de paso dispara a la hija de este, Barbara Gordon (quien fue Batgirl) dejándola en silla de ruedas para el resto de su vida. No solo la deja moribunda en el suelo del apartamento, sino que la desnudan y le sacan fotos, todo ello por un motivo, volver loco al comisario Gordon.

La banda del Joker desnuda y maniata al comisario, lo suben en un "tren de la bruja" cuyo recorrido es un desquiciante viaje a la locura, con luces, sonidos y las fotos que le acaban de sacar a su hija. Cuando Batman descubre el asalto y secuestro cometido por el villano de sonrisa permanente, no duda en repartir palizas a todos los bajos fondos de Gotham buscando una pista. Aun siendo el mejor detective del mundo, no consigue descubrir nada, hasta que los agentes de la ley encienden su señal. El Joker le ha enviado una invitación para su parque de atracciones. Al llegar allí rescata al comisario, quien no ha enloquecido como Joker pensaba que haría. Batman y Joker tienen una pelea cuerpo a cuerpo, saliendo vencedor el héroe. Es entonces cuando todo el argumento se explica.

La broma asesina a la que el titulo hace alusión es ese mal día que llevo a un cómico frustrado a convertirse en el Joker. Si bien como el mismo dice, su pasado va y viene y nunca ha quedado claro cual es el correcto, lo que nunca cambiara es que el mundo es una broma de la que sino sabes reírte acabara llevándote a la locura. Con esta historia vemos más que nunca que tanto héroe como villano son las dos caras de una misma moneda y aunque el experimento del Joker al final no resultase como el quería, si que puede que tenga algo de razón. Al final la relación de Batman y Joker es explicada metaforicamente por el payaso con un chiste, con el que Batman no puede sino reírse a carcajadas porque se ve reflejado.

He aquí ese chiste: Dos locos deciden fugarse del manicomio, suben a la azotea del edificio y uno de ellos salta al edificio de al lado. "Venga, salta" le dice, "No, me puedo caer" le responde el otro. "No te preocupes he traído mi linterna, iluminare el hueco y podrás pasar por encima del rayo de luz" A lo que el otro le contesta "Te has creído que estoy loco??? Si paso, apagaras la linterna y me caeré"