sábado, 22 de octubre de 2011

EL ENCANTO DE "DETECTIVES CASI PRIVADOS"



Esta peliculita siempre me ha despertado mucha simpatía y ternura. De chaval me fascinaba por varios motivos, y la llegué a alquilar unas cuantas veces en el video-club "Soncosa". Pasados unos años, por alguna razón la recordé y me puse a buscarla. Cual fue mi felicidad al dar con ella en un mercadillo de gangas, y en un estado envidiable (carátula, caja y copia). Uno de aquellos raros "momentos mágicos"... y por el que únicamente desembolsé tres leuros. Aprovechando que el film volvía a ser parte de mi videoteca, decidí programarlo en la Maratón de Cotxeres de Sants. En aquellos tiempos el público no comenzaba a berrear desde el minuto uno, se iba animando a medida que pasaba la noche, por eso la primera peli de la velada podía verse en condiciones normales. "Detectives casi privados" conectó cojonudamente bien con la audiencia, y no me sorprende, ya que resulta de lo más entretenida, además de gastar un humor muy bobalicón pero amable con un tufo a telefilm (sin serlo... y solo por su poca gracia a la hora de encuadrar y planificar) que echa de espaldas.
Esto que sigue es lo que escribí para el fanzine oficial:

"Puede que muchos de vosotros recordéis haber visto "Detectives casi privados" cuando eráis unos mocosos y vuestro padre iba al video-club para alquilar todo lo alquilable y tragárselo en familia durante un fin de semana maratoniano. Esta peli, por su atractiva carátula y por ser una comedia, era típica de esas sesiones, y en los 80 acabó convertida en un título puntero del boom de la era dorada del video. Y es que no es para menos, ya que se trata de un pequeño film muy estimable que en su momento supuso una puesta al día de las "comedias de misterio" de Abbott y Costello y que protagonizó un astro del "sitcom" como era Don Knotts. No esperéis gore o mala uva, se trata de una peli muy blanca e inofensiva, ingenua diría yo, pero eso es precisamente -junto a los clichés propios de una historia sobre crímenes en un caserón gótico- lo que ha logrado dejarnos huella a los que la vimos de críos y que incluso esté bien considerada por la crítica "seria". Pues eso."

Decía al comenzar este texto que "Detectives casi privados" me fascinaba de chaval por varios motivos, como por ejemplo su ambientación gótica, que sus dos protagonistas fueran una evidente parodia de Sherlock Holmes y el Dr.Watson, las secuencias de misterio, los pasillos secretos, la genial escena de la cámara de tortura, el malo, ataviado de negro y con capucha... y los maravillosos títulos de crédito, estilo "Pantera Rosa", acompañados por una pegadiza tonadilla. Tanto es así que, bueno, he decidido colgarlos en nuestro canal de youtube... y aquí se los dejo. Disfruten (que hay motivos de sobra para ello).