jueves, 4 de marzo de 2010

Noches de peliculas empezadas (o sin acabar)

Yo como mi amigo Naxo, suelo hacer noches de cine inconexo (1, 2, especial, y 3) con los colegas, pero las dos últimas semanas he llegado tarde. Así que tanto hace dos semanas como la pasada, cuando llegue al lugar de reunión (la casa de uno de los colegas) ya habían empezado a verlas, siendo la de hace 14 días El Mago de Oz en su versión Dark Side of the Rainbow y la de la semana pasada Im not There, el cuasi-biopic sobre Bob Dylan. Para quien no sepa de que va eso del Dark Side of the Rainbow, les explico, se comenta, se rumorea, se dice por ahí, que si pones el disco Dark Side of the Moon de Pink Floyd a la vez que la película El Mago de Oz, hay muchas sincronizaciones e incluso se dice que esta hecho a propósito. Desde Pink Floyd dicen que naranjas de la china, y tras haber visto mas o menos la primera hora, puedo decir que si, que alguna cosita si coincide, pero que en general la cosa es mas bien una jodida casualidad. Hay un grito al poco de empezar la película que si que casa perfectamente, pero para poder pillar otra casualidad has de esperar mas de 15 minutos y tampoco son cosas tan relevantes. Además que si estuviera sincronizado al100% las melodías irían con la acción de la película, y la cosa no es así. Se supone que meterían cosas cañeras cuando ocurre el tornado que lanza la casa de Dorothy al mundo de Oz, pero incluso la música cambia cuando en pantalla esta ocurriendo el desastre, vamos que no y ademas tampoco. No llegamos a terminar de verla porque se nos hacia excesivamente peñazo no escuchar los díalogos y porque si hubieran coincidido mas cosas si que nos habría tenido atentos, pero nos aburrimos tanto que acabamos quitándola pasada algo mas de una hora.

La semana pasada si que llegue tarde, y la película ya estaba empezada. Im not There, cuenta la vida de Bob Dylan interpretada por distinto actores y en dos líneas temporales distintas. Una de ellas es la real, lo que podríamos denominar biopic puro y duro, la otra línea es todo metáforas sobre el cantante mientras todo transcurre en el medio oeste. En lo que refiere al biopic genuino, el actor que mas sale en pantalla haciendo de Dylan es Heath Ledger, y después Cate Blanchett (al menos en lo que yo vi) La parte de Blanchett, aunque también basada en momentos reales del cantante, es también algo metafórica, pero ello es porque transcurre cuando Dylan más metido en el mundo de la droga estaba, por cierto que no me extraña que le dieran el globo de oro a la actriz, se sale en el papel. La otra línea, la que transcurre en el medio oeste, esta protagonizada por Richard Gere, y solo puedo decir que aunque se entiende bastante bien lo que quieren explicar (que el poder del pueblo puede llegar a derrocar a los gobernantes, si hay alguien que los empuja a hacerlo) es una locura total. Gente disfrazada como si estuvieran en el circo, caretas extrañas y una jirafa rondando por allí, vamos que no sabemos si las drogas corrían por doquier en el rodaje o es que iban metiendo cosas según se les ocurrían. De todas formas Im Not There es bastante recomendable si alguna vez te has parado a escuchar (que no oír) las canciones de Bob Dylan. En cambio lo de El Mago de Oz y Pink Floyd no deja de ser una curiosidad que por dos o tres sincronías no podemos decir que este hecho a posta, y menos cuando los de Pink Floyd lo niegan.

Pd. ¿Podría ser que la versión que vimos de Dark Side of the Rainbow no estuviera sincronizada correctamente? No, porque dos o tres cositas si vimos. Esta semana he visto un episodio de Padre de Familia, donde los vecinos judios hacen esto mismo pero poniendo peliculas clasicas y todo el rato el tema Hotel California, y claro nunca les ha coincidido nada. ¿Homenaje o parodia? Lo segundo, fijo.