viernes, 10 de octubre de 2008

NOCHE DE MIEDO 2

De chaval veía estractos de este film en la tele y exclamaba: "¡Guau!". Fui al cine, y cuando salí decía de todo menos: "¡Guau!". Hoy, muchos años después, sigo pensando exactamente igual. Hay pelis que cuando las ves y no te gustan, rápidamente pasan a ocupar un espacio mínimo en tu memoria. Entonces, te haces mayor, te entra la nostalgia, las recuperas, las ves y, sí, rápidamente recuerdas por qué las habías casi olvidado. Siguen siendo una mierda. Bien, "Noche de miedo 2" entra en ese grupo.
El prota de la primera, tras comerse tres años de terapia, decide que los vampiros no existen. Lástima que no vaya a gozarlo mucho, pues la hermana del chupasangre fenecido en el film anterior viene a la ciudad dispuesta a vengarse, convirtiendo a su asesino en una criatura de la noche.
Un punto de partida resultón, para una historia completamente fallida. La cagada más grande de "Noche de miedo 2" es su abuso de la comedia. La primera lograba ese punto de unión tan de inicios de los 80 entre el terror más serio y el humor sutil, sin excesos. La segunda entra ya en el terreno de la "comedia de horror" que tanto daño hizo -y hace- a nuestro género favorito. Por ejemplo, por un lado tenemos al vampiro simpático perfectamente aborrecible, y por otro una secuencia directamente estúpida en la que un no-muerto explica con palabras técnicas cómo recibir un estacazo mientras agoniza. Esta última ya nos pareció ridícula en la época, pues imagínate ahora. La vampira prota (a la que veríamos posteriormente en "En la boca del miedo") no tiene el carisma de Chris Sarandon y en general a la narración le cuesta avanzar mucho. Vamos, que me aburrí. Además, la estética super-hortera de la década está más presente que nunca. Para no ser tan negativos, reseñaré la mítica actuación de Brian Thompson -el cachas malo de "Cobra"- como versión inflada de Renfield. Su devoción por devorar insectos -y su espectacular muerte- son de lo poco salvable.
Dirige el cotarro el protegido de John Carpenter, Tommy Lee Wallace (responsable de la estupenda "Halloween 3"), que después regresaría a la sombra (suya es la primera e infame secuela de "Vampiros de J.C.") e impediría que se hiciera una tercera entrega de "Noche de miedo", cosa esta de la que me alegro.
¿Para cuando un remake?.