martes, 5 de mayo de 2009

Absurdistan

Que malos son los prejuicios y que lastima que esta película sea víctima de ellos, porque supongo que solo ver el cartel echa un poco para atrás. No lo neguéis, yo era el primero que cuando recibí la invitación para el estreno de la película de las manos del gran Felix Pumares, me lleve las manos a la cabeza pensando que veríamos una película tipo Bollywood (véase, musical con números de baile cada 2X3, y una duración de 4 horas mínimo) Escuchar lo que decían en el informativo local sobre esta película, que era un cruce entre los films de Kusturica y Junet, me erizaba el pelo aun mas. Afortunadamente Absurdistan de Veit Helmer es una comedia amable y simpática, que puede beber en su estética de los dos directores antes mencionados, pero ni es tan critico social como el primero, ni esta película es un anuncio de Evax de hora y media como si lo es la mas conocida del segundo.

La historia discurre en un país imaginario llamado como el titulo de la película, pero eso es lo de menos ya que todo ocurre en un solo pueblo. Allí los hombres se han hecho cómodos a mas no poder, y cargan a sus esposas con todos los trabajos a partir del mediodía, ya que ellos van al bar. En el pueblo una joven pareja, Aya y Temelko, están deseosos por practicar el sexo, pero antes de probar, Aya prefiere consultarlo con su abuela. Ella les dice que según las estrellas, el momento ideal es la semana del 10 de Julio. La alegría le dura poco a Temelko, cuando la abuela confirma que es esa fecha, pero de dentro de 4 años. En ese tiempo Temelko es enviado a la ciudad con el resto de jóvenes del pueblo a estudiar. 4 años después y justo la semana en que Sagitario y Virgo estarán alineados, los jóvenes vuelven al pueblo, pero ninguno vienen en el autobús, solo Temelko que con la promesa de la virginidad de Aya vuelve en taxi. Pero hay una fatalidad que truncara los deseos de Temelko, la cañería que lleva agua hasta el pueblo se ha roto, y todas las mujeres han decidido hacer huelga sexual hasta que los hombres no reparen la cañería.
Lo que podría convertirse en una película tipo Fuenteovejuna (todos a una) donde todo el pueblo trabaja para llegar al entendimiento, en esta Absurdistan, es la premisa ideal para dar rienda suelta a situaciones cómicamente absurdas. Los hombres en su afán por tener sexo lo intentaran todo (menos arreglar la tubería) desde llamar a prostitutas, a intentar ir a la ciudad a algún prostíbulo, o incluso a iniciarse en el mundo de la zoofilia, pero siempre están ahí las mujeres para ponerles freno antes de que se salgan con la suya.

Rodada, según el propio Helmer, con un millón de euros en Azerbayan (o Kazajistan, no recuerdo bien) con actores no profesionales en su mayoría, en dos meses y casi sin diálogos, ya que lo importante es narrado por los protagonistas, hacen de Absurdistan una pequeña joyita, que desgraciadamente por su titulo y su cartel, o bien por las comparaciones que hacen de ella, no creo que tenga mucha recaudación en España, si se llega a estrenar. Y seria una lastima que no lo hiciera, porque con todo lo predispuesto que iba a que no me gustara, salí del cine con una sonrisa de oreja a oreja. Si por casualidad se estrena, os la recomiendo, que los prejuicios no os impidan verla, os llevareis una grata sorpresa.