lunes, 14 de enero de 2013

Érase una vez (Serie TV)

Ya hemos reseñado en este blog el comic Fábulas, pues esta serie de televisión es una especie de puesta a punto de este comic. No tiene los derechos, por lo que no es una adaptación, pero la idea es tan similar a la del comic que huele un poco a plagio. Que lo sea o no, es lo de menos, la serie es perfectamente disfrutable. Se aleja el plagio al ser historias nuevas, pero en lo que sí es clavado es en que las fabulas de los cuentos viven en nuestro mundo.

Storybrooks es un pueblecito de Maine (USA) donde sus habitantes son personajes de cuentos. Por una maldición lanzada por la Malvada reina, madrastra de Blancanieves, todos los personajes de cuentos fueron transportados a este pueblo. Pero no sería una maldición si solo los transportara, así que sus memorias también han sido borradas, por lo que nadie recuerda quien fue ni saben nada de los mundos mágicos. Antes de que la maldición fuera lanzada, Blancanieves y el Príncipe Azul, estaban esperando una hija, a la cual envían al mundo real para escapar de la maldición, con la profecía que en su 28 cumpleaños, salvaría a todos los personajes de cuento y acabaría con el hechizo. Esta niña, llamada Emma, fue de casa de acogida en casa de acogida, siendo ya adulta se hizo cazadelicuentes, una especie de Lorenzo Lamas pero con pechos. Por el camino tuvo un hijo al que dio en adopción, y curiosamente este hijo acaba siendo adoptado en Storybrooks por la alcaldesa Regina, que no es otra que la Reina malvada. Henry, el chaval tiene un libro de cuentos donde se describen a todos los habitantes de Storybrooks, al descubrir que su madre biológica es la que romperá el hechizo, parte en su búsqueda. Emma al escuchar las historias que le cuenta su hijo, decide llevarlo con su madre adoptiva, pero no le cree en nada de los de los cuentos. Lo que ella pensaba que sería ir, dejar al chaval, y volverse a vivir su vida, no podrá ser. Decidirá quedarse en el pueblo para poder ver a su hijo, y poco a poco irá descubriendo la verdad sobre Storybrooks y sus habitantes.

En líneas generales esta es una serie para chicas, el tema del verdadero amor está presente sino en todos los capítulos en el 90% de ellos. También es una serie para todos los públicos, porque aunque haya batallas contra dragones o soldados (siempre en la tierras mágicas, en nuestro mundo no existe la magia) no veremos ni una gota de sangre, incluso cuando la reina se pone a arrancar corazones, estos ni manchan ni nada de nada, es mas se representan con corazones de cristal, ya que son corazones mágicos. Así que no hay nada que pueda echar para atrás a los más jóvenes. 

Lo mejor de esta serie al igual que en el comic de Fabulas, es ver quienes o como son los personajes de cuento en nuestro mundo, ver los paralelismos e intentar descubrir a algunos de ellos. También la forma en que han mezclado cuentos hace que los guionistas merezcan un respeto, ya que lo han hilado todo muy bien. Ejemplo que es un Spoiler, así que si estas muy interesado no leas, Rumpelstinski, el duendecillo que hilaba paja y la transformaba en oro, en esta serie es además La Bestia. Este personaje interpretado por Robert Carlyle, es uno de los mejores de la serie, ya que al hacer de medio-villano, medio-nosabesque, te tiene en la cuerda floja todo el rato porque no sabes si debería de tener tu simpatía o no.

Actualmente ya van por la segunda temporada, estando la primera centrada en la maldición que cae en Storybrooks, y la segunda, bueno, quien haya visto la primera querrá ver la segunda, seguro. Muy recomendable para ver con la pareja, y/o para esos días de gripazo asesino mientras te recuperas (como fue mi caso).