domingo, 12 de abril de 2009

EDEN LAKE & PIELES

Desde que se pasó en el festi de Sitges que todo dios con el que hablaba me recomendaba esta peli. Ayer coincidió que mientras por un lado me insistían en su calidad, por otro me prestaban una copia. Ahora ya puedo decir que la he visto y escribir esto que sigue...
Una pareja bastante empalagosa se va a pasar el finde junto al lago del título, antes de que se lo carguen y lo conviertan en urbanizaciones o algo así (exacto, como en "Deliverance"). Una vez tumbados al sol, comienzan a ser molestados por una panda de niñatos berreones y mal educados (entre ellos el siempre eficaz Jack O'Connell de "This is England"). Hay un pequeño conflicto pero nada grave. Sin embargo, este no es más que la semilla de algo mucho más gordo, dramático y violento que se irá desarrollando conforme la peli se acerque a su final.
El mayor atributo que tiene "Eden Lake" es su nacionalidad, Británica. ¿Qué significa ello?, pues que aunque su punto de partida, lo que cuenta y cómo lo cuenta, es puro cine Americano de los 70, concretamente enmarcado dentro del subgénero de supervivencia, el que no pertenezca a ese país logra que, en pleno siglo XXI, se mantengan impolutas las características de aquellas producciones setenteras tales que la suciedad, el realismo, una violencia gráfica y sin adulcorantes, cierto tono desasosegante y pesimista (de hecho, casi parece un film que justifique la violencia con menores!!!!!) y un desenlace muy adecuado (con guinda final-final simplemente cojonuda). Todo esto hoy cuesta de encontrar en el mismo cine yankee, así que solo lo hallamos en producciones de otras nacionalidades que imitan a los buenos tiempos de este. Es retorcido, lo sé, pero muy lógico (ejemplos: "The Descent", "Alta Tensión", "Rovdyr", etc, etc...).
Resumiendo, que la peli está muy bien, es muy seria, muy realista, muy cruda (la secuencia de la cabaña es francamente dura)... logra incluso que te identifiques con la pareja prota (que de entrada te resulta algo cargante), que sufras por ellos y, ¿por qué no?, tampoco se limita a los estereotipos... vamos, que en este film nadie es bueno-bueno ni malo-malo. Muy recomendable.

Antes, y en maravillosa doble sesión, me he visto "Pieles", el segundo episodio para la serie "Masters of Horror" dirigido por Dario Argento tras su logrado "Jenifer". Destaco a gusto personal al simpático Meat Loaf como un amargado peletero de segunda que acaba haciéndose con unas pieles que impulsan al -atroz y salvaje- suicidio a todo aquel que las toque (incluido el gran John Saxon, que ya curró con el Italiano en "Tenebre"). La cosa termina resultado muy entretenida y, mejor aún, tremendamente gore y gran guiñolesca... si queréis sangre a tutiplen, no os la perdáis.