viernes, 30 de abril de 2010

Silent Hill

Probablemente esta sea la única adaptación de un videojuego al cine que merezca la pena, aunque en ello tiene que ver que el guión de los Silent Hill siempre ha sido muy cinematográfico. Dirige Christophe Gans, el cual nos había dejado anteriormente El pacto de los Lobos y Criying Freeman con Mark Dacascos, un episodio de una peli tipo Creepshow y un corto, así que no tiene un gran bagaje, peeeero la verdad es que en Silent Hill resuelve la papeleta con mas o menos buena maña.

Sharon es una niña adoptada que padece insomnio y horribles pesadillas en las que nombra el pueblo fantasma de Silent Hill. Rose su madre, decide coger el coche y a la niña y dirigirse al pueblo. Si bien la reacción es un poco de "hijadeputa", porque vamos a ver, si un crio tiene miedo a los leones no le llevo a un zoo y le meto en el recinto del rey de la selva, joder es de cajón, sabes que el crio lo va a pasar mal, y aunque es un trago por el que debería de pasar, las cosas no se hacen tan bruscamente. Cuando Rose y Sharon se dirigen a Silent Hill tienen un accidente de coche. Al recobrar la consciencia Sharon ha desaparecido. Su madre se internara en el pueblo cubierto de niebla y cenizas en su busca, pero no encontrara mas que un infierno hecho realidad donde las criaturas grotescas y deformes campan a sus anchas.

Es probable que el ritmo de la película decaiga un poco con la historia paralela del marido de Rose, interpretado por Sean Bean, pero aun así las 2 horas de metraje no se hacen largas por lo que no molesta tanto. En el apartado musical no podemos poner ninguna pega, se respetan las melodías y sonidos de los juegos originales y con ello la ambientación gana muchos puntos. Así como los escenarios, tanto los "normales" como los del "infierno", los dos sacados del apartado artístico de los juegos que junto con la niebla son la verdadera seña de identidad de esta saga de entretenimiento interactivo. Si a todo ello se le suman un par de personajes iconicos de los juegos como son la policía Cybil Bennet o Lisa Garland la enfermera que llora sangre (aunque en la película no le dan nombre, solo aparece) y por supuesto los engendros, los que no tienen brazos, los "niños oscuros" y el gran Cabeza Pirámide, sin ellos no seria Silent Hill, bueno sin ellos, y sin sus calles y su niebla.

No nos encontramos ante un peliculon de terror, pero si que estamos ante una mas que aceptable película de genero y probablemente como decía al principio la mejor adaptación de un videojuego a la pantalla grande. Otro punto a su favor es que no es necesario ni lo mas mínimo el haber jugado a sus juegos, por lo que es plenamente accesible a todo el publico y no queda relegada a sus fans. Puede que el final sea lo que mas flojee de todo el filme, pero como el "viaje" es lo interesante, disfruta de el, y no te preocupes por el destino. A destacar la escena de Cabeza Pirámide despellejando a una joven como si fuera una gamba, brutal, brutal, una lastima que la escena no se alargue un poco mas, al estilo de la versión sin censurar de Las colinas tienes ojos.
Nota: pongo ese poster en vez del "oficial", porque auna lo que es Silent Hill, atracción y horror, y además los escotes suben visitas, aunque el acné sea galopante, jejeje