jueves, 30 de septiembre de 2010

ESCUADRON

Os acordáis del póster ¿verdad? ¡Cómo picasteis! Yo no piqué, pero no por nada, por lo que fuera, nunca me atrajo.
Ahora ya de mayor, si que me he atrevido a verla, y aunque es muy mala, ofrece lo que tiene que ofrecer, y me quedo contento tras el visionado. A pesar del aburrimiento. Es el exotismo de la propuesta, lo que la convierte en una peli a tener en cuenta. Con una vez que la veas basta, pero hay que tenerla en la videoteca.
A un individuo árabe que se hace llamar a si mismo “El dictador”, y que maneja el cotarro en no se especifica que país, le hacen la trece catorce, pero bien hecha, por lo que quiere liar un pifostio de órdago. Claro que “El escuadrón”, irá a Ibiza a resolver el asunto. ¿Por qué a Ibiza? No se sabe, solo se sabe que llegan a allí y se lían a tiros con todo cristo.
Bien, empecemos: La peli, la dirige, con algún capital Mexicano, Don José Antonio de la Loma, uno de nuestros directores mas arriesgados (¿Conocen a alguno español con más pelis de pura acción en su haber?) y también populacheros. Con esta película hace un paréntesis en el el binomio de “El Vaquilla”, rodándola justo entre medias de YO, EL VAQUILLA, y su continuación tardía TRES DIAS DE LIBERTAD, y le pilla justo en el momento en el que sus capacidades están ya mermadas. Como consecuencia, la peli es un desbarajuste en el que no se entiende nada de nada. Claro que da igual, porque esto lo que tiene son tiros, y mas tiros, que es lo que le interesa al espectador. Tiros, y también las famosas persecuciones de coche “Made in De la Loma”, que ya popularizaría en PERROS CALLEJEROS, y que, sinceramente son persecuciones bastante chabacanas, pero espectaculares en la época. Como espectacular el reparto. Agarrense los cojones: Andrew Stevens, Robert Forster, George Kennedy, Hugo Stiglitz, Simón Andreu (cuyo dominio del Inglés le sirvió para estar presente en cualquier coproducción, incluso en la actualidad) y sobretodo ¡¡¡Isaac Hayes!!!Qué coño pinta el mejor músico de Funk de la historia actuando en esta pobretona película?
Ustedes diran: - “Fiuuuuuhh, menudo reparto”, y es que aunque visto ahora parezca un reparto muy de culto, en realidad si están en la película, es porque en la época eran los actores mas tirados y baratos que De la Loma se podía permitir. Por eso, sigo sin explicarme que hace ahí Hayes en plenos ochenta.
Rodada en 1987, De la Loma, como buen “Exploited man”, se aprovecha del éxito de otra cosa. Aquí los protagonistas, el Escuadrón, son cuatro, uno con canas, otro negro y fuerte, el guaperas, y otro que no destaca mucho, salvo por su apodo que es “Aviador”. Blanco y en botella… Naxo, habla mejor que yo sobre algo similar en esta reseña.
Acabo de zampármela, con todo mi pesar, me he aburrido como una ostra, pero no he acabado indignado ni nada de eso, ¿Saben por qué? Porque da igual. Es un producto entrañable. Es como ver en la actualidad un capitulo de “Los mundos de Yupi”. Sabes que es una mierda, pero lo ves con agrado.
Por otras tierras, es conocida como COUNTERFORCE.

EL AMO DEL CALABOZO

Un baranda que domina mucho el tema de los ordenadores (y en 1984, lo que tiene más mérito) es elegido por un sosías de Belcebú como contrincante para combatir en otra dimensión. La historia consiste en que el muchacho deberá pasar siete pruebas, a cada cual más bizarra, antes del enfrentamiento final. También su novia anda metida de por medio (sí amigos, en aquellos años el concepto del informático que no se come una rosca todavía no existía) y, claro, tendrá que salvarla.
Lo más chulo de "El amo del calabozo", "The Dungeonmaster" en versión original, es su concepto como producto. Se trata de un especie de campo de pruebas para Charles Band y su legendaria Empire Pictures, que entonces aún no existía oficialmente, pero poco le faltaba (de hecho, la peli fue distribuida en cines a tarvés del sello). En sus muy escasos 73 minutos de duración (muy escasos pero muy agradecidos) reúne a varios de los nombres que terminarían otorgando entidad a la empresa (así como muchos de sus tics, y unos cuantos propios de la década). Es un trabajo colectivo, y cada una de las siete pruebas de las que hablaba al principio son como pequeños cortometrajes narrativamente diferenciables los unos de los otros escritos y dirigidos por distintos realizadores que se estrenaban para la ocasión (bueno, y técnicos, ya que Band dio la oportunidad de mandar a algunos de ellos, más acostumbrados a ser mandados).
De esta guisa nos encontramos con un par de episodios muy acordes a la especialidad de sus responsables. Es decir, el bueno de John Carl Buechler, del que en este blog se ha hablado mucho, padre de los "Ghoulies" y director de "Troll", firma el segmento más "de terror", que incluye zombies y, ¡¡sí!!, uno de sus característicos y entrañables cutre-monstruos. Dave Allen, el ya fallecido mago del stop-motion (tan necesario para Charles Band como lo era Buechler), es el responsable de un sketch que incorpora, ¡¡sí!!, una estatua gigante moviéndose fotograma a fotograma (por lo visto el tipo aún no dominaba mucho el tema pues resulta un pelín torpe). Del resto de mini-historias se encargan Ted Nicolaou (habitual montador de la casa y director de la mítica "Terrorvision") que aquí se curra un cacho muy deudor de "Mad Max 2" o Peter Manoogian ("Eliminators", "Arena" o "Demonic Toys"). Al resto, no los conozco... bueno, salvo al mismo Charles Band, que en funciones de director desarrolla el sketch más ridículo de todos, en el cual el prota se enfrenta, nada más y nada menos, que a la banda jevillarra "Wasp"!!!! (y no olvidemos que "Wasp" se encargarían de aportar un carismático tema al soundtrack de "Ghoulies 2").
En el reparto destaca el gigantón Richard Moll (el de la serie "Juzgado de guardia" -gracias don Olid por el dato correcto-, el cadáver viviente de "House, una casa alucinante" y habitual en muchas producciones fantásticas de segunda o tercera división) y, en el lado opuesto, el enano Phil Fondacaro, otro nombre ineludible en toda producción Empire que se jacte de serlo (allá donde sea necesario un tio de su talla, está él... eso incluye no solo films como "Troll" o "Ghoulies 2", también cosas como "El retorno del Jedi" -por los Ewoks- y, cómo no, "Willow"). Gracias a una pequeña ayuda de Imdb, descubrimos a Kennet J. Hall interpretando a un hombre lobo. Este caballero, además de múltiples curreles junto a David DeCoteau y Fred Olen Ray, tiene en su haber la realización de "Evil Spawn"/"Engendro Satánico", ¡ahí es nada!.
Como no podía ser de otro modo, de la mitad de la banda sonora se encarga Richard Band, por supuesto.
Y sí, mucho me temo que este film es más interesante por todo lo expuesto hasta ahora que por si mismo. "El amo del calabozo" es, en fin, una chorradita entretenida por los pelos, que hace gala de una lógica escasez de medios y con la que puedes echarte algunas risas afectivas. Como decía, los tics ochenteros son muchos, tales que sus efectos de ridículos rayos de colores (que son muchos), las vestimentas, el rollo futurista de los ordenadores (tan desfasados ya), etc, etc... pero se ve con cierto agrado por su condición de pieza de arqueología y su delirio general (acrecentado por esos constantes sketchs tan distintos los uno de los otros... y tan anodinos).
En 1988 Empire da un redoble salto mortal con "Pulse Pounders", un producto de lo más exótico compuesto de tres segmentos. Uno es otra adaptación de H.P.Lovecraft con parte del reparto de "Re-Animator" (Jeffrey Combs, Barbara Crampton y David Gale, nada menos). Y los otros dos son... ¡secuelas!... o mejor, mini-secuelas. Por un lado "Trancers 2" (otro producto de la casa) y por otro, lo adivinaste, "The Dungeonmaster 2", con los mismos actores protagonistas (incluido Richard Moll). Sin embargo, los por entonces muy agravados problemas financieros de la empresa, hicieron que el film terminara cayendo en un limbo del que no ha salido nunca. ¿Nos lamentamos o no?.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Herbie, a tope

Película familiar que pretende tocar la fibra sensible de quienes crecimos con el Wolkswagen escarabajo y ya de paso atraer a jóvenes admiradores. Lo primero casi lo consigue, lo segundo no lo se, ya no estoy en ese target. Los jóvenes americanos tenían una razón para ver la película, y esa no es otra que Lindsay Lohan, a la que yo conozco por sus escándalos con el alcohol y las drogas. Allí, en los USA la Lohan es conocida por su participación en series de TV y no se si en algún programa tipo Club Disney o similar, pero bueno eso es lo de menos, vamos con la reseña en si.

Herbie se hizo famoso en los circuitos de carreras, pero según iban pasando los años se fue quedando obsoleto, con lo que le era casi imposible ganar ninguna carrera (no aclaran si por temas mecánicos o que su conductor era un paquete) Sea como fuera, el escarabajo acaba en un desgüace. De allí acaba pasando a las manos de los Payton (no me preguntéis como, en ese momento estaba en el baño) que son una familia dedicada desde hace tres generaciones a las carreras de Nascar. El padre, un cameo largo de Michael Keaton, tiene serios apuros para mantener el equipo adelante. El corredor estrella, su hijo, no es tan buen piloto como su padre o su abuelo, así que se las ven bastante jodidas para poder clasificarse. Además, debido a los malos resultados los patrocinadores les van dejando tirados. Maggie (La Lohan) tuvo un accidente hace un tiempo en una carrera ilegal, así que su padre le prohibe competir, pero ella no esta dispuesta a dejar de hacer lo que siente en sus venas (joder que asquerosamente cursi queda eso) Así que con un amigo suyo aficionado a la mecánica, acondicionan un poco a Herbie y se van a una concentración de mascachapas....digo, de aficionados al tunning y la velocidad. Allí y por cabezoneria del propio Herbie, acaban desafiando al campeón del momento, Trip Murphy (Matt Dillon) y derrotándole frente a sus fans. Murphy no puede soportarlo y organiza una competición, el que quede primero se batirá con el en duelo, confiando que Herbie llegue a la final para poder derrotarlo. Trip Murphy me recordó un poco al Apollo Creeck de la primera Rocky, es el antagonista pero tampoco es un malo malvado. Y hasta aquí las comparaciones con el cine de verdad.

Herbie esta mas vivo que nunca, se mueve, se retuerce y es mas expresivo, pero es casi todo CGI, teniendo un par de escenas en los que dan ganas de sacarse los ojos, pero como es una peli para críos, casi que se le perdona. Dirige una tal Angela Robinson que no ha hecho mas que series de televisión y un par de pelis chungas, entre ellas esta. Si alguno se pregunta porque meto esta reseña, esta bien claro, porque Aquí Vale Todo, incluso el cine familiar mas palomitero. Y esperense que esta película ha tenido una cosa buena, y es que me den ganas de volver a verme todas las películas de Herbie, otra cosa es que lleve esa empresa a puerto. Pero como las vea, se tragan las reseñas, como hay Dios huelga. Porque era hoy ¿no?. Encima de reseñar changas, esquirol.

LA TIENDA DE LOS HORRORES

Maravillosa. Es la única palabra posible para describir esta película: maravillosa.
Ayer noche tenía ganas de revisar alguno de esos títulos que sabes que, más o menos, siempre funcionan. Y así, de paso, tendría material nuevo que reseñar en este bonito blog. Aquello que lo veo, termina y, oh!, casualmente en el mismo dvd tenía "La tienda de los horrores" y, como aquel que dice, "se puso ella sola". Me dije "Anda coño! pues venga, esta también!". ¿Y que pasó?, que me la comí entera, cual porno-star, y la disfruté increíblemente. Más que el film precedente (que también caerá por aquí).
Famoso musical filmado, basado en otro de origen teatral que, a su vez, se inspiraba en el cult-film de Roger Corman (que por cierto, ¡es un coñazo de aúpa!). Se rodó en 1986. Yo lo vi recién estrenado en el cine Cataluña (que ya no existe!) acompañado de algunos de mis "amigos" del EGB. A ellos en general no les gustó, se quejaban de que las canciones eran pesadas y que la peli era una chorrada. ¡¡Ilusos!!, con razón nunca me acabé de llevar bien con ninguno de ellos. El cine lo recuerdo a tope, y que el público se rió cuando en una canción se hace referencia a los cleenex (sí amigos, la audiencia era tan imbécil antes como lo es ahora). Yo, como no podía ser de otro modo, conocía perfectamente lo que iba a ver gracias a mis amigos franceses ("Mad Movies", "L´Ecran Fantastique", etc) y lo pasé bomba. De hecho, me obsesioné (que raro!) con Audrey II, la planta carnívora protagonista, hasta el extremo de que hice mi propia versión en fieltro!.
Bien, situémenos. Una floristería al borde de la quiebra. Seymour, el dependiente buenazo y tonto enamorado de su compañera de labores, Audrey, tiene una planta de curioso aspecto. Gracias a esta, el local se vuelve muy popular y comienzan a nadar en la abundancia. Sin embargo, el vegetal es en realidad un invasor del espacio que necesita sangre humana para vivir y crecer y cuyo fin es, sí, dominar el mundo.
Todo en este film es fabuloso. Su adecuadísimo reparto (genial Rick Moranis), sus excelentes famosos invitados (Bill Murray, John Candy, Jim Belushi...), el increíble y brutal diseño de producción (entre realista y de comic), los insuperables (y muy bien coreografiados) números musicales y sus brillantes canciones (perfectamente gozables en tu walkman o mp3), la dinámica, fresca y divertida dirección de Frank Oz y, por supuesto, las dos guindas que le han dado inmortalidad, Steve Martin en el inigualable rol del dentista loco (su canción está entre las mejores, sino la mejor de todas) y la planta asesina. Audrey II tiene el adecuadísimo vozarrón de Levi Stubbs (fallecido líder de "The Four Tops") y, ¿qué puedo decir?, es una obra maestra de ingeniería, cojones, animatronic de la vieja escuela que chorrea perfección en todos sus detalles, su agilidad, su look, su magnética personalidad... ALUCINANTE, pura creatividad (por cierto, que en una primera versión, el film terminaba con ella a tamaño colosal asentada en plena ciudad, pero por algún extraño motivo ese material fue extirpado de la peli).
"La tienda de los horrores", que estuvo nominada a dos Oscars pero no los consiguió, pasa en un plis, es ultra-entretenida, sin embargo creo recordar que en su época no funcionó lo que se esperaba en taquilla (tal vez por sus arrebatos de despiadado humor negro, entonces menos aceptados que ahora) y ha quedado como una peli de culto a la que muchos veneran (yo entre ellos). Si hubiese funcionado, habríamos tenido una invasión de reproducciones en plástico de la carismática planta ¡y anda que no hubiera molado, oye! (¿a que esperan los jugueteros de hoy, encabezonados en recuperar iconos de los 80?). Urge una reivindicación ya por todo lo alto (ver esto en el Festi de Sitges sería tremendísimo) y una super-edición de lujo en DVD.
Una obra maestra lista para ser redescubierta.
Nota curiosa: Según Imdb, en un principio el proyecto lo iba a producir Steven Spielberg y dirigir Martin Scorsese (!!!)... ¿hubiese sido aún mejor?... ¡naaaaah!.

martes, 28 de septiembre de 2010

SANTI CLO, LA VAINA DE LA NAVIDAD

Me cae bien la cinematografía Dominicana, al menos en lo que a sus géneros se refiere. No es tan contundente como la Peruana, incluso en algunos aspectos tiene unas pinceladas de “auteur”, pero no deja de ser un cine tremendamente barato y fácil de visionar. Tienen más medios que los peruanos, no muchos más, pero saben hacer películas mejor, tienen más tradición e incluso escuelas… pero esto no es un punto a favor de ellos, es una denuncia. Los Peruanos son mas puros, y tienen menos pasta para hacer pelis, y solo necesitan una videocámara, y mucho monte para hacer grandes películas.
Mientras remuevo roma con santiago esperando encontrar la obra cumbre del terror Dominicano ANDREA o el plagio Dominicano de EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR, titulado BRUJERIA FANTASMA, van cayendo comedias populares. La ultima que me he zampado, la que nos ocupa.
Un Pollero, que vive en la miseria (un aspecto común de las comedias dominicanas) decide trabajar como haciendo de Santa Claus en unos grandes almacenes, con el hándicap de que si, es grande y gordo y le viene bien el traje, pero también es negro, lo que traerá a la pantalla un innumerable número de chascarrillos. En una de estas, el y su amigo que hace de duende de “Santi Clo”, se encuentran un saco lleno de dinero; el enredo está servido.
Protagonizada por el famoso cómico Aquiles Correa, estamos frente a una entretenida familia navideña para toda la familia, que no difiere mucho de cualquier producto americano de similar catadura en sus intenciones, pero rodada con muchísimo menos dinero. Tan sencillo como eso. A eso añádanle que el humor y las maneras, andan en la misma línea de NUEBA YOL, ¡POR FIN LLEGÓ BALBUENA¡, de hecho, escribir los títulos de las películas tal cual pronucian ellos es muy dominicáno.
En este caso el calificativo “Exótico”, viene más a cuento que nunca, pues siendo navidad, todos los actores van con camisetas de tirantes, hace un sol de justicia, y sudan todos como cerdos. Siempre es verano en Republica Dominicana. Más exótico que eso…
Poco más. Solo decir que con lo difícil que es hacer cine en ese país, cualquier película de géneros populares proveniente de allí, ya es motivo de visionado por mi parte. A ver si consigo hacerme con las de terror, porque esas pintan francamente bien…
Dirige un afamado director de aquellos lares, José Enrique Pintor, director de otras comedias, y de la CELDA 211 de allí: LA CARCEL DE LA VÍCTORIA.

lunes, 27 de septiembre de 2010

FREDDY, LA PUTA DE LOS MEDIOS


Esta misma mañana me he encontrado con un mensaje de uno de nuestros queridos lectores pidiéndonos si había alguna manera de ver a Freddy Krueger anunciando "Pepsi". Bien, dado que nuestra ineludible misión es complaceros, aquí os dejamos raudos esta imagen que así lo atestigua (no es un fotomontaje, por supuesto, ha sido escaneado de una vieja revista franchute). A ver, con ello no queremos decir que sea bueno o malo anunciar "Pepsi" para ganarse unas perras... la cuestión es ¿de verdad los mandamases de "New Line" lo necesitaban?, ¿no tenían ya suficiente pasta acumulada como para acabar de cargarse un personaje al que tan poco le pegaba anunciar refrescos como era "Freddy Krueger"?... yo creo que no, pero en fin, como decía "Harry Callahan", las opiniones son como los culos... todo el mundo tiene uno.

domingo, 26 de septiembre de 2010

EL COCO VUELVE A DAR MIEDO

Vi el primer "Pesadilla en Elm Street" cuando salió editado en vídeo. Nos sentamos mi hermana, una amiga suya , mi hermano mayor y yo en el sofa y le dimos al "play". Me cagué de miedo. La segunda no llamó mi atención y con la tercera fui al cine. De ahí en adelante, las vería todas en la pantalla grande (incluída la de 3D, claro). Lo curioso de la que hacía tres fue que la consumí en dos ocasiones. La segunda durante la primera Maratón de Cotxeres de Sants a la que asistí!. Que hermoso recuerdo.
Con todo esto quiero decir que el yo "aficionado al cine de terror" creció con Freddy Krueger. ¡Cojones!, si incluso en 1989 pillé a Robert Englund andando por Sitges y le pedí un autógrafo. "Sleep Killz!" escribió encima de su firma el actor. ¿Que si era fan de Krueger?... no, fan no, pero sí es cierto que al principio no le odiaba tanto como lo terminaría odiando luego.
¿Y qué causó ese cambio de perspectiva?, sin duda las consiguientes secuelas de "Pesadilla en Elm Street", especialmente la quinta. Salí del cine maldiciendo los huesos de su director y la madre que lo parió. También contribuyó a ello, y mucho, que el personaje se convirtiera en un monigote mediático, un cómico, un monstruo que ya no daba miedo, anunciaba "Pepsi" y rapeaba. Una puta de los medios. Detestaba que Freddy fuera un tio enrollado y por eso mi simpatía se fue evaporando y Jason Voorhees, con el que compartía amores, se acabó ganando mi absoluta atención y afecto (a fin de cuentas es un pobre freak -de verdad- que no hace más que vengarse de los guaperas idiotas que le ignoraron. ¿Qué es Freddy?, un jodido pederasta!). El último motivo por el que Krueger no me cae bien es por su condición de icono para una generación muy específica. Generación a la que aborrezco.
No falla, todos los -auto-denominados- fans del cine fantástico y de terror de una generación posterior a la mía son los que tienen a Krueger en un pedestal, los que le votan cuando se hacen listas de "tu monstruo favorito", esos mismos que confunden la gimnasia con la magnesia y dicen adorar el terror cuando lo que ellos adoran son las comedias de terror. No les pongas horror serio y traumático porque lo despreciarán.
El remake de "Pesadilla en Elm Street" ya me cayó en gracia desde un principio porque osaba pasarse por el forro las características intocables de la saga original y ofender a los fans acérrimos del de las uñas. Todos comenzaron a llorar porque no habían contado con Robert Englund para el rol del monstruo, y muchos siguen echando pestes de la peli, una vez vista, porque, sí amigos, tiene muy poco de divertida. Y eso, yo lo aplaudo (a parte, ya metí en su momento la chapa al respecto, quien quiera leerlo, que le de a ESTO).
Vi ayer noche el nuevo "Pesadilla en Elm Street" y, sin que me hiciera vibrar, reconozco que me sorprendió. Me sorprendió su seriedad. Me sorprendió su sobriedad. Me sorprendió que no se abuse de efectos especiales (como en la peli madre, no olvidemos que las secuelas eran auténticos festivales gratuitos de látex), incluso que no abuse de gore a falta de nada mejor que ofrecer. Y, obvio, lo que más me sorprendió y moló fue volver a ver un Freddy Krueger malo, malísimo, un auténtico hijo de puta antipático y despiadado. ¡Por fin!. A este Krueger no lo veréis anunciando refrescos ni haciendo el paria, es demasiado desagradable. Bravo por Jackie Earle Haley y su aportación. Ha nacido un nuevo Freddy, no es un payaso, no es una puta, no es enrollado... y mola mil.
¿Que si la nueva "Pesadilla en Elm Street" es mejor que la de Wes Craven?, no, mejor no, pero se permite el gusto de, siendo un remake, no repetir plano por plano lo que vimos en el film de origen. Partiendo de los mismos ingredientes, cocina su propio plato.
AQUÍ pueden leer la acertada reseña que mi compadre Víctor hizo de la peli en su momento.

viernes, 24 de septiembre de 2010

TALES FROM THE HOOD

Curiosísima peli, que obviamente homenajea a TALES FROM THE CRIPT, y que me sorprende por el hecho de que es una peli de horror pura y dura, destinada al publico Afro-Americano, que produce nada menos que Spike Lee (¿). Bueno, no pasa nada. Solo pone nombre y dinero a la película. Ni de coña. Que produzca Spike Lee, tiene sus consecuencias, y esas son, un fuerte componente racista (aunque se empeñe en decir que los racistas de la peli sean los blancos), política, complejo de inferioridad, y en definitiva, todos los tópicos de un film de Spike Lee, o como le gusta decir a el, un “A Spike Lee Joint”.
Esto, en otras circunstancias, me habría puesto de mala leche, pero lo paso por alto en esta peli, porque, es tan simpática… y entretenida… y de género.
Huelga decir, que la película está resuelta a base de episodios con un nexo de unión en común, al mas puro estilo TALES FROM THE CRIPT, como ya he dicho y también (¿Por qué no?) al estilo CUENTOS DE TERROR (SIN SANGRE).
Unos jóvenes pandilleros, acuden a un misterioso caserón a acabar una transacción de drogas. Les recibe un extraño nigga, que les contará las siniestras historias de un hombre que vuelve a la vida tras ser asesinado por la policía, un niño que practica Vudoo con su padre maltratador, un Gangster que acaba siendo sometido a una terapia antiviolencia, y un gobernador que es acosado por un muñeco poseído.
Bien, pues en la primera historia los policías son blancos y el zombie que los ajusticia es negro. En la segunda, no pasa nada racista, son todos negros. En la tercera, le encierran al prota en una celda en la que se las tiene que ver con un neo nazi, que afirma que ese negro le cae bien, pues si está en la cárcel es porque ha matado a más de su especie (reseñar que este episodio, es también un homenaje a LA NARANJA MECANICA), y en la cuarta, el muñeco es negro, poseído por un antiguo esclavo que trabajó en las tierras en las que están los dominios del gobernador que ha vuelto para vengarse.
Más claro agua.
Eso si, la peli está entretenida, tiene todo lo que tiene que tener para que nos entretenga, y como ya he dicho antes, es muy, muy simpática, de muy bajito presupuesto y cutre, y sobretodo, curiosa.
Dirige Rusty Cundfieff, que ya dirigió una de las pelis abanderadas de las cinefílias Afro-Americanas, la comedia rapera FEAR OF A BLACK HAT y que se asentó en la tele, dirigiendo series, supongo que de negros.
En cuanto al tema Spike Lee, es tan irregular en sus productos, ya sean independientes o mainstream, que me cae hasta bien… y ¡que coño! HAZ LO QUE DEBAS es un peliculón.

Eminem y The Punisher

Otro comic de esos que la Marvel hace para quedar bien con alguien, en este caso con el rapero Eminem. El comic existe porque Eminen hizo una entrevista para una revista y le preguntaron como querría salir en la sesión de fotos. El respondió que de su superhéroe favorito, que no es otro que The Punisher. En Marvel vieron la entrevista y rápidamente se pusieron en contacto con el cantante para incluirlo en un comic junto a su héroe. El resultado es este comic gratuito y descargable (only in english) de 15 paginas dibujado por Salvador Larroca (lo que asegura dibujos cojonudos) y Fred Van Lente a los guiones, aunque mucho no se rompió la cabeza la verdad.
Eminem sale de un concierto escoltado por sus guardaespaldas, cuando va a montar en su limusina aparece The Punisher que se pone a disparar a todo lo que se menea. El cantante huye aunque saca su pistola y la dispara pensando que el vigilante va a por el. Realmente a por quien va es a por Barracuda (uno de los enemigos de Frank) que casualmente creció con Eminen. Resulta que a Barracuda le ha contratado el Consejo Parental de la Música (una organización religiosa que vela por la moralidad y esas gilipolleces en vez de vivir su puta vida y dejar al resto hacer lo mismo) para que acabe con el rapero. Frank se habia enterado y por eso estaba allí, para salvar a Eminem.
Lo típico en estos comics, nos pintan al invitado especial como a un persona simpática (en este caso no tanto, pero tampoco un cabronazo) y se le da cera a su ego, haciendo en este comic algo que pocos superhéroes consiguen, derrotar a Punisher (aunque luego resulta que no y además tampoco) No es tan sonrojante como Spiderman Obama, o tan simplón como Batman Barcelona, y por supuesto no es tan chungo como el Ultimate Estopa, el A por ellos o el comic de Fernando Torres, así que puedo decir que entre este tipo de comics lameculeros, este es el mejor que he leído.

Nota: Aun sigo buscando el de Fernando Alonso, cuando lo consiga preparense que ese si que va a ser un puto horror.

E.S.O. ( ENTIDAD SOBRENATURAL OCULTA)

No me gusta mucho descolgarme con esto de las reseñas. Manías, obsesiones… llámenlo cómo quieran. Y por ello le dedico un poquito de mi atención a esta película, por actualizar.
Porque una peli puede hacer ponernos delante de un teclado por mala, porque nos indigna, porque de mala es buena… por mil motivos. Pero cuando una película es tan rematadamente mala que no encuentras ni motivos para ponerla a parir… eso es mala señal. Y con ESO, me pasa eso (¡redundancias puestas a posta al poder!), que es tan jodídamente mala, que siendo la opinión general de quienes la han visto unánime al respecto ¿Qué podría decir yo? A eso hay que añadirle que es española, y ya por eso, cae antipática desde el principio.
Unos niñatos repelentes, deciden hacer un trabajo sobre los túneles que hay en su cole, y el los cuales parece ser, se aparecen fantasmas de aquellos que murieron allí, Estos se manifiestan en forma de un señor con la cara pintada de blanco y unas pocas ojeras… o que se yo, porque la verdad es que no conozco película que haya desviado mi atención hacia mis cosas con más fuerza que esta.
Y es gran causadora de repugnancia también... La peli, está rodada en catalán, aunque como muchos de los actores no saben hablarlo, pues actúan en castellano. Bien, es realista, en Cataluña conviven gentes que se entienden en ambos idiomas. Pero claro, hay una versión doblada al castellano (la que yo he visto) en la que dejan el sonido directo de los que hablan castellano, y ahí voy yo: a parte del puto ascazo que da la actriz protagonista, una especie de china exótica, el ascazo que da Rosana Pastor y sus arrugas, por encima de ellas, y del cabrón del pelirrojo ( que ya se sabe que los pelirrojos traen mala suerte) hay una a la que los protagonistas denominan “La pija” y que es la que habla castellano en el sonido directo, a parte de fea y de que le han pintado como a un payaso, con su eterno rictus que parece que actuar le provoca arcadas, cuando habla, hace que al espectador, no es que le den arcadas, es que directamente hecha la pota. Si yo fuera el padre de estas chicas, sin dudarlo, denunciaría a la productora por que ese papel, atenta contra el buen gusto y hasta contra los derechos humanos.
No tengo nada más que decir. Bueno si, que no da ni miedo.
Dirige un tal Santiago Lapeira, que me pregunto que chanchullo se traería el ministerio de cultura, para que este gilipollas se ponga a dirigir una peli de “Horror Teen”, cuando está claro que desconoce el género, e incluso, a juzgar por el resultado de esta patraña, yo diría que hasta lo odia.
Y yo le odio a el.

jueves, 23 de septiembre de 2010

EL ÚLTIMO STARFIGHTER

De toda la ralea de títulos míticos del cine juvenil de los 80, hay algunos que, por los motivos que sean, no lograron conectar conmigo ni tan siquiera en aquella década. De hecho, "El último Starfighter", que entra en esta categoría, me llamó tan poco la atención que ni siquiera fui a verla al cine. Esperé a su salida en VHS, y no me moló. Ayer noche decidí volver a verla por segunda vez, esperando que la nostalgia influyera en mi percepción... y sí, pero no.
Un chaval de esos que te venden como humildes, es aficionado a jugar a la máquina de matar marcianitos "Starfighter". Un día bate el récord y resulta que el invento era de procedencia interplanetaria, creado para localizar auténticos guerreros espaciales. Así pues, un extraterrestre simpático viene a la tierra y se lleva al chaval para que combata contra los megalomaníacos de turno. La primera -y agradecidamente lógica- reacción de él es salir por patas pero, obviamente (sino, no habría peli), cambia de opinión y decide lucharrrr.
Aún recuerdo que en el momento de su lanzamiento, se anunciaba en plan "esto es la rehostia en vinagre" que los efectos especiales de naves voladoras, planetas y lásers habían sido paridos mediante tecnología informática. Resulta curioso tal dato si tenemos en cuenta lo extendido que está a día de hoy el asunto. Naturalmente en ese sentido el material resultante es crudo y básico, en pleno siglo XXI esa baja calidad no la encontramos ni tan siquiera en productos televisivos, para ello hay que adentrarse en cinematografías de origen exótico. Ahora que lo pienso, es muy probable que eso mismo -el tema informático- fuese lo que me echara para atrás en su momento, ¡yo quería -y estaba acostumbrado a las- maquetas!. Sin duda se trataba de un auténtico acto premonitorio. Actualmente me he tenido que acostumbrar a esa clase de trucajes... ¡que remedio!, pero en el fondo, del fondo, del fondo del todo - y a pesar de cosas como "2012"-, no acaban de ser santo de mi devoción.
Efectos especiales a un lado, "El último Starfighter" no deja de ser otro remedo más típico entonces de los productos Spielberg/Lucas, dirigido en este caso por el Sr.Nick Castle, amigo de John Carpenter (hizo de actor para algunas de sus primeras pelis, destacando su caracterización de "Michael Myers" en el primer "Halloween") y director de otras cosas como "Más allá de la realidad". El guión corre a cargo de Jonathan R. Betuel, director de "Mi proyecto científico" (otro residuo ochentero de la escuela Spielberg) y ambos están actualmente currando en el remake de "El último Starfighter", ¡que no falte!.
Anque en el reparto hay algun rostro reconocible, me quedo justamente con el único irreconocible por el maquillaje, el del actor Dan O'Herlihy, también conocido como "el viejo" en la saga "Robocop" o como el malo de la reivindicable "Halloween 3".
¿Y la peli, que tal?... hombre, un entretenimiento absoluto y total sin más. Cine "fast food" de cuando este aún no saturaba tanto la cartelera. Eso sí, el final es asquerosamente ñoño... aunque muy del momento.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

The Losers

Esta película basada en un comic de la linea Vertigo de DC, se estreno en los USA en abril, aquí no llegara hasta Diciembre. Como recientemente me termine de leer los comics, no he podido esperar a su estreno y ya me la he visto. Vamos con el argumento. Un grupo de militares especialistas en operaciones encubiertas, es traicionado por un misterio hombre de la CIA cuyo nombre es Max. El comando de los perdedores, hacen ver que han fallecido para poder desenmascarar a Max, y como un Equipo A cualquiera recorrerán el mundo para atraparlo y limpiar sus nombres. El grupo tiene de todo, el jefe de todo aquello, Clay, el hacker friki, Jensen (Chris Evans, AKA La Antorcha Humana, AKA el nuevo Capitán América) el especialista en demoliciones, Roque, el conductor, Pooch (en los comics Chucho, que sera su traducción) y el francotirador mexicano, Cougar (en los comics, Puma, su traducción) que esta interpretado por Oscar Jaenada. A ellos se les une una misteriosa mujer llamada Aisha, que les ayudara en su carrera contra Max, pero por motivos ocultos.

La película tiene acción, tiros y explosiones, pero es demasiado aséptica, no hay casi sangre y todo es muy limpio. Aun así es muy entretenida y consigue que el espectador sonría más de una vez con las paridas de Jensen (gran Chris Evans en papeles comicos, miedo me da como quedara en el Capitán América) o abra la boca de asombro con alguna que otra escena (la destrucción de una isla completa) Como digo, funciona dentro del actual cine comercial de acción, aunque la historia podría haber dado mucho mas de si, sobre todo con esos personajes.

Diferencias con el comic. Las hay, y bastantes, aunque la esencia esta ahí, los personajes son ellos, solo que algo suavizados, por ejemplo Clay no duda en los comics, en la película esta al borde de la depresión constantemente, Cougar (Puma) en la película habla poco, como en el comic, pero si en la versión impresa su personalidad es debido a los horrores que ha visto, en el filme es simplemente para hacerlo mas interesante, y aunque mola el personaje, en la película esta desaprovechado. A Pooch (Chucho) le cambian la familia, en el comic tiene dos hijas, y en la película su mujer esta embarazada, pero vamos, no cambia para nada al personaje. Roque es igual de cabrón, solo que su desarrollo es distinto al del comic. Jensen es el único que es tal cual en el comic y en la película, salvo por la escenita del comic de hackear en calzoncillos. Aisha no cambia mucho salvo su presentacion y que no es tan bestial, pero donde la han cagado es con Max. En el comic es una amenaza constante, una leyenda que cobra vida, incluso parece ser inmortal, es un tio que da miedo. En la película Max es un malo de opereta que llega a sobrepasar el ridículo en casi todas sus apariciones. Como adaptación del comic cumple por los pelos, pero cumple. La película es entretenida y ya, es decir como la ves la olvidas, y aunque dejan abierta la posibilidad para una secuela, no creo que se llegue hacer nunca. Una lastima que no terminara como el comic, pero según la vas viendo sabes que de esa forma no puede terminar, quienes hayan leído el comic ya me entenderán, los que no, ¿A que esperáis?

DYING BREED

Esta peli viene de las Australias, precedida por un montón de críticas el copón de buenas y entusiastas. Os diré algo, queridas, si fuese Americana no despertaría tantas simpatías (porque no sería tan "exótica", y en el país de los ciegos, ello).
Un grupo de chavales se internan en la... ¿Australia profunda? en busca de una especie animal en teoría extinguida. En el trayecto serán atacados por un antiguo caníbal que según la leyenda -real- lleva oculto en las montañas toda la vida y caza seres humanos.
El argumento suena a cocktail entre "Deliverance", "La matanza de Texas" y "Las colinas tienen ojos" porque, efectivamente, ESO es "Dying Breed". Otro triste ejemplo de película más preocupada por su factura (que sí, que está muy bien hecha y los actores son muy solventes) que en contar, no algo ya original, pero al menos algo con cierto gracejo, aportando un punto de vista distinto... no se...
Hay algunos -muy breves- destellos de gore burro (eso sí, en CGI) y un personaje tan, tan y tan odioso que cuando la palma, sinceramente, disfruté como un cabrón viéndolo agonizar. Aún así, y con todo lo que me joroban las reseñas cortas, no puedo decir mucho más de "Dying Breed", únicamente que yo me aburrí muchísimo viéndola y me costó un huevito llegar al final sin darle al avance rápido.
Cuando me zampo esta clase de films que se apoyan tanto en los clichés y los tópicos -y creedme si os digo que estoy empachado!- no puedo evitar hacerme preguntas tipo: ¿por qué no muere el personaje majo a media peli?... ¿por qué los protas han de ser jóvenes e ir de acampada?... ¿por qué el susto del espejo?... ¿por qué sabemos que ese personaje luego será el malo?... ¿por qué, por qué, por qué?... con lo sencillo que es cambiar A por B... y si B también es un tópico, pues cambiarlo por C.
En fin, una lástima.

martes, 21 de septiembre de 2010

DEAD SET

Cuando a uno le imploran, prácticamente le suplican que vea una serie, a uno no le queda mas remedio que verla. ¿Qué saco yo de esto? Según el implorador, se supone que me va a gustar.
El programa “Gran Hermano” de Reino Unido celebra una de sus mas exitosas ediciones (en Reino Unido, este programa se sigue con tanta devoción como en España) cuando una plaga de zombies va trasformando a todo el equipo técnico del programa. La plaga se extiende a nivel global, pero en la casa de “Gran Hermano”, súper inaccesible desde el exterior, reina la ignorancia en todos los sentidos (- ¿Los dedos de los píes tienen hueso? -Pregunta una de las concursantes) aunque esa mañana “El súper” no ha despertado a los concursantes y les desorienta bastante. Cuando una del equipo técnico logra sobrevivir al ataque de los estudios y se introduce en la casa, comenzando pues la lucha por la supervivencia.
A ver, los episodios duran 25 minutos y son tan solo 5, así que para dvd se han montado todos los episodios seguidos a modo de película. Y la cosa no me acaba de funcionar. Si hubiera visto un episodio por semana, seguramente la cosa me sabría a poco, por lo que tampoco me acabaría de cuajar. Por dos momentos buenos, vienen siente tremendamente aburridos.
Además, que la serie quiere colgarse la medalla de la originalidad, en una hipotética situación extrema a la que someter a los concursantes de tan popular programa (con la desgracia de que esto es ficción…), y casi lo consigue, de no ser porque todo el rollo zombie, es tan manido, o incluso más que el resto de productos de la moda zombie. Una puta mierda, vamos.
Mamando cual mamón hijo de la gran puta de la ya clásica AMANECER DE LOS MUERTOS (la de Snyder) hasta rozar en algunos momentos el plagio, si me quedo con algo de ella sería con los momentos más gore, y el personaje arrogante y agresivo del productor, quien cuando acosado por una zombie acaba metido en una habitación, le entran ganas de cagar y lo hace en un cubo, ofreciéndonos un recital de gestos, que mas que cagar, parece que le están matando.
Este mismo personaje, cuando es devorado por los zombies, tiene los huevos de seguir amenazándoles, incluso con el torso separado de las extremidades. Más huevos no tiene nadie.

LOS ANIQUILADORES

Gran título y gran cartel. Cuando de chaval, y en plena fiebre justiciera, vi semejante caramelo anunciado en las páginas de alguna revista del gremio, comencé a echar babas y no dejé de hacerlo hasta que logré localizarla y alquilarla. Aquello se prometía un film oscuro y ultra-violento al borde de lo moralmente permitido como en aquellos tiempos fue "El Exterminador". ¿Y que me encontré?, algo bastante lejano a tan jugoso concepto.
Si en la serie del "Equipo A" la gente muriese, sería igual que esta peli. Sí amigos, alguien por la red describe "Los Aniquiladores" como la perfecta mezcla entre tan afamado producto televisivo y "El justiciero de la ciudad". Cuanta razón. Y es que tras la cámara tenemos a Charles E. Sellier Jr., o lo que es lo mismo, un realizador que convirtió la sosería, la escasez de todo y la estética de lo simple y estático en todo un arte, como había demostrado un año antes en su película más famosa, "Noche de paz, noche de muerte" (y penúltima, al tio le va más lo de producir). Sellier venía de la televisión, y en su cine se nota, por el modo de planificar, encuadrar y rodar. Todo ello hace que el parecido de "Los Aniquiladores" y "El Equipo A" sea aún mayor, a lo que tenemos que sumar los siguiente elementos: Los justicieros de este film son cuatro, todos veteranos del Vietnam, uno es más mayor y astuto, hay otro algo alocado y sí, uno "de color". Van en una furgo negra (sin raya roja) y les encanta planear emboscadas (para que salgan bien). Siempre actuando al margen de la ley y con la loable intención de ayudar al inocente y al necesitado (a los dos, vamos). Mola.
Terminada la guerra del Vietnam y ya en casa, un veterano descubre que su barrio se ha convertido en un hervidero de mala gente, bandas, tráfico de drogas y violencia. Harto, decide plantar cara, pero le sale mal. Tanto es así que, en fin, muere. Sus ex-compañeros de armas van al lugar y ajustan cuentas con el asesino y, ya de paso, arreglan el barrio por completo.
Charles E. Sellier Jr. intenta dotar al film de una violencia sórdida e impactante, pero su pasado telefílmico le puede y el resultado, por mucho que se esfuerce, termina siendo tan forzado y antinatural que, en fin, no impacta, ni ofende, ni molesta. De todos modos, y a pesar de la apreciación, no os penséis que la violencia salvaje rula a sus anchas en "Los Aniquiladores", porque no (y de los tipos de la carátula olvidaros, ¡no sé ni quien son!).
En el reparto tenemos algunos entrañables rostros ligados a la serie B y las cult-movies como Gerrit Graham ("El fantasma del paraíso", "Terrorvision"), Christopher Stone ("Aullidos", donde interpretaba a un personaje de idéntico nombre), Lawrence Hilton-Jacobs (todo un clásico de la caja tonta y el video-club y que, ¡oh!, en "El justiciero de la ciudad" hacía de matón!) y Andy Wood quien, justo después, se dejaría ver en "Rambo". El malo lo interpreta Paul Koslo (con una cabellera digna del Mel Gibson de "Arma Letal"), al que hemos visto en "El último hombre... vivo" y "Xtro 2" y que, curiosamente, también intervino en algún episodio del "Equipo A"!!!. Joder, ¡solo falta Jan-Michael Vincent y tenemos a la familia al completo!.
A pesar de su sosería y su ritmo zarrapastroso se puede ver si te lo propones, especialmente toda la parte final, lo más dinámico del conjunto. Después de todo ¡a duras penas llega a los 80 minutos, oiga!.

lunes, 20 de septiembre de 2010

PEPITO Y EL MONSTRUO

Pepito es un repelente (pero lo más repelente que os podais imaginar) niño Méxicano, que se gana unos cuartos como ayudante de un mago. Tras finalizar un truco, de debajo de la sierra que utiliza el mago, aparece un monstruo (un Mexicano disfrazado de subnormal es lo que aparenta ser….) al que Pepito seguirá, y descubrirá como ayuda a un extraño hombre hindú (un Mexicano disfrazado) a enterrar un cadáver.
Con la ayuda de su abuela, a la que disfraza de Sherlock Holmes y que acaba pareciendo un hombre, y previniendo a la policía, se empezará a investigar el caso, mientras también se suceden numeritos musicales en el escenario, que poco o nada tienen que ver con la película.
Folletín infantiloide, pero con algún cómico Mexicano afamado para entretener a los padres, muy cincuentero y muy “Cantinfloide”, que me zampé sin ningún problema (está entretenida al fin de al cabo) pensando yo que igual iba a ver algo raro… que ingenuo soy. Solo se trata de una peli muy de su época y muy para chavales.
Eso sí, de ingenua no tiene un pelo, ni de políticamente correcta tampoco. Los chistes sobre muerte y desmembramiento que suelta en la primera escena el mago, haciendo alusión a que es posible que el truco le salga mal, y reviente al tal Pepito, no solo no tienen desperdicio si no que a día de hoy, serían incluso censurados.
Por lo demás, entretenimiento funcional.
Dirige Joselito Rodríguez, responsable de unas cuantas pelis más con Pepito a la cabeza, y también un buen número de películas de “El Santo” en su nutrida filmografía

HAUNTING OF WINCHESTER HOUSE

Reconozco que ni yo mismo comprendo por qué cada vez que un producto de The Asylum cae en mis manos, me embarga la alegría y las ansias de verlo, aunque sepa que, probablemente, será un pestiñaco de esos gruesos. Tal vez es que el universo de esta productora de morro elevado al cubo me fascina y me tiene totalmente atrapado. El caso que hoy nos ocupa es el "exploit oficial" que los del asilo perpetraron a expensas de, la por otro lado insufrible, "The Haunting in Connecticut".
Una familia se traslada a vivir a su nueva casa, una enorme y retorcida mansión victoriana en pleno monte. No hace falta decir que está encantada de la muerte, y les van a pasar mil y una historias. De por medio, una maldición/secreto a la espera de ser resuelto y un parapsicólogo algo inútil de simpático aspecto.
Bien, prepárense para un sonoro recital de toooodos los clichés y recursos visuales habituales del subgénero de las casas encantadas, destacando las siluetas cruzando por delante de la cámara, o detrás de los actores, que aquí se cuenta en mogollón durante los primeros 40 minutos. El mayor plagio de todos es para "El Sexto Sentido", lo que, a la par, le quita sentido -je!- al ya de por si absurdo guión. Todo en "Haunting of Winchester House" transmite una sensación de patosería, de tosquedad, los actores, el guión, el montaje, los efectos especiales (sobre todo alguna prótesis que canta a la legua)... y a pesar de lo que digan en Imdb, sí es una peli risible. No es el descojoncio padre, pero te puedes echar alguna que otra risa (no intencionada, se comprende), con especial predilección por los fantasmas que habitan la casa, algunos de ellos, gracias a sus exageradas muecas y actitudes (el mayor mal que perpetra uno de ellos es... ¡rascar una pizarra con las uñas!), son más dignos de una comedia que de una peli de terror.
Obviamente, y viniendo de Asylum, no hace falta decir que lo de "basada en hechos reales" es solo parte del juego (no olvidemos que "The Haunting in Connecticut" también tiraba de esa premisa), en realidad sí existe una Winchester House, y sí se supone que está encantada, pero ni es la casa que vemos en la peli, ni nada de todo ello aporta mucho a la trama (de hecho, en realidad - y salvo planos generales- está rodada en Woodbury Story Location, una mansión que, por lo visto, suele ser recurso habitual para rodajes de toda clase). Tampoco os dejéis engañar por ese "Versión No Censurada" de la carátula del dvd, ya que como ocurre en muchas otras asyladas, tampoco aquí hay nada digno de ser censurado (ni tetas, ni gore, ni na...), bueno, salvo la peli misma, ¡por incompetente!. Sin embargo, esta vez no seré tan duro.
"Haunting of Winchester House" no es la más mierdosa de las pelis salidas de The Asylum. A mi no me ha aburrido en exceso, y encima te metes alguna buena risotada a su costa. Además, cuando esta gente juega con pocos elementos (y nada más adecuado para ello que una de casas encantadas, reparto escaso y un solo escenario) aún logran salir un pelin airosos... el problema viene cuando se obcecan en contar historias de monstruos, robots y apocalípsis varios.

viernes, 17 de septiembre de 2010

HITLER=SS

Este comic franchute, para quien no lo sepa, fue en el momento de su lanzamiento en España, vía -la adecuadísima- "Makoki", un auténtico escándalo. De hecho, se prohibió su venta y se retiró del mercado. Hoy por hoy es una pieza de coleccionista bastante buscada. Mi hermano mediano, que siempre tuvo un tirón hacia los tebeos, lo compró antes de que el juez dictaminara y actualmente es uno de los pocos afortunados que cuentan con "Hitler=SS" en sus estanterías. Aunque habría que matizar lo de "afortunado", cosa que haré a continuación tras leermelo ayer noche.
El comic esencialmente es una recopilación de historias cortas y gags ilustrados con un tema común, el Holocausto. Hay coñas a costa de todo aquello que va relacionado con el genocidio hacia los judíos perpetrado por los nazis, los trenes cargados en dirección a los campos de exterminio, las duchas, las ejecuciones, los abusos de toda clase, torturas, violaciones, etc, etc... incluso los avatares que sufren las moscas. Mientras las que viven en las duchas están bien alimentadas, las de los urinarios se mueren de hambre porque, como dice una de ellas, "Aquí nadie caga nunca". Humor ultra-negro y escatología a grado máximo.
Bien, no seré yo quien condene el cómic como sí hicieron en su momento algunos supervivientes y familiares de víctimas que se quejaban de que se chotaran de semejante asunto. Es verdad que se trata de un tema delicado, y si fuera parte de mi pasado tampoco puedo decir cómo me sentaría, pero es evidente que sus autores lo utilizan cual herramienta en busca del escándalo y son conscientes de que están jugando con fuego, llevándolo al extremo. De todos modos, no hay que cometer el error de calificar a la obra de pro-nazi o cualquier gilipollez por el estilo, en este comic todo el mundo es, directamente, idiota.
Sin embargo, lo que sí diré, es que a nivel guión "Hitler=SS" me parece mas bien flojucho. Del dibujo de Vuillemin no hay queja alguna, ya que además de molar, por su estilo ultra-feísta y sucio es ideal para las intenciones del invento. Sin embargo, el encargado de teclear, Gourio, no se luce tanto. En general las historias son muy chorras, apenas logran arrancarte una sonrisa (aunque algunas sí, como la de la judía que cree estar viviendo una historia de amor digna de novela mientras a su alrededor se desarrolla el más absoluto de los horrores) y los gags de una página están bien... pero tampoco matan. Vamos, que en el terreno de los comics que toman temas escabrosos a cachondeo me quedo antes con el "Haw!" de Ivan Brunetti.
Como curiosidad prohibida, mola, como obra dibujada, mola, como obra completa.... no es imprescindible.
Interesados en saber más del movidón ocasionado por el tebeo, que visiten ESTE interesante enlace.

jueves, 16 de septiembre de 2010

RED MIST

Si existe una combinación casi perfecta entre "Sé lo que hicistéis el último verano" y "Patrick", sin duda esa es "Red Mist", producción Británica del año 2008.
Un grupo de estudiantes de medicina se ceban sobre el "tipo raro" del centro, tanto que acaba en coma en una cama. Naturalmente, los culpables prefieren callar como putas (entre ellos una gótica asquerosa, ¡que no falte!), lo que a unos les da igual y a otros les corroe la conciencia. Entre estos escasos segundos tenemos a la chica de la peli, que decide probar con unas medicinas aún en fase de experimentación con el fin de sacar al chaval de su coma. No lo consigue del todo, pero si a medias, otorgándole el poder de abandonar su "yo" físico y meterse en el cuerpo de otros, situación que este aprovechará para tomarse la revancha.
¿Que puedo decir yo?, poca cosa. "Red Mist" es tan correcta y standard que, la verdad, no destaca en ningún apartado. Está bien rodada, el ritmo sabe llevarlo con discreta corrección, el gore no abunda pero se reserva para algún crimen truculento, los actores no matan pero se defienden... y la cosa ni entretiene del copón ni aburre por completo. Justo en el medio. Si la ves, pos vale, y si no la ves, pos vale también.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

LA PUERTA 2

Pues ala, ¡anunciada estaba!. Secuela tirando a tardía (se filmó en 1989, pero no se estrenó hasta 1992 por problemas de distribución) e intento por parte de su director, Tibor Takacs, de recuperar la pequeña estrella perdida. ¿Resultado?, terrible. No me sorprende que fuese un batacazo. Aquí directamente llegó en vídeo, y si ya entonces me pareció un rollete, ayer noche, más viejo y desencantado, la encontré agónicamente insufrible.
Desaparecido del escenario el personaje de Stephen Dorff (imagino que para entonces el muchacho tendría aspiraciones más altas), Takacs recurre a su amigo heavy metal para seguir la historia. Ahora, ya un adolescente en toda regla, vive obsesionado con la demonología (¡que no satanismo!, ojo al parche) y lo experimentado en la otra peli. Con el fin de ayudar a su alcoholizado padre, organiza un rito para pedir favores varios. Al cotarro se une la mini-panda de macarras del barrio. De entrada la cosa sale bien, el prota captura a un demonio y comienza a exigir. Obviamente, y según avance la pesada trama, los deseos se irán volviendo contra el/ellos. De por medio hay una chavala y bla, y bla bla, y bla.
Una de dos, o el realizador contaba en esta ocasión con un presupuesto más escueto, o es que supo sacarle menos lustre que en "La Puerta 1". Sea como fuere, con este film Takacs se ganó por derecho propio su actual puesto de director de subproductos directos pa la tele por cable, porque "La Puerta 2" hace gala de la misma estética plana, sosa, fría y sin brillo que sus actuales films de serpientes gigantes en CGI o terremotos chusqueros. "La Puerta 1" era sencilla, pero tenía vida, color y pasión. La segunda es todo lo opuesto, es triste, es lenta y, mucho peor, criminalmente aburrida. No nos interesa absolutamente NADA de lo que ocurre en ella. Y encima, uno de los mayores aciertos del film precedente, los demonios enanitos que se contaban a decenas en aquella, aquí se reducen a uno solo.
Que sí, que hay menos pasta... pero no creo que eso sea una excusa, con semejante trama y elementos, bien podría haber parido una peli un poco más divertida, cojones.

martes, 14 de septiembre de 2010

BLOOD SCARAB

Las películas de la ultima hornada de Don Glut, son simpatiquísimas, pero también aburridas, pesadas, reiterativas, cargantes… y además, cuando ya has visto una, ya las has visto todas (que sabio dicho).
BLOOD SCARAB, no difiere mucho de otros productos suyos como COUNTES´S DRACULA ORGY OF BLOOD, y como siempre ha sido desde que Glut era infante, en sus películas siempre hay sitio para sus monstruos favoritos. Y el argumento, suele brillar por su ausencia, a la vez que tiene la virtud el cine de Glut, de mostrarnos las tetas peor operadas de todo USA.
BLOOD SCARAB, es una aventura contemporánea de la Condesa Bathory, que entre numerito lesbico y numerito lesbico, se pega sus buenos baños en sangre, mientras una chulísima momia egipcia se escapa de su sarcófago y siembra el terror. A todo esto decir que por ahí rula un Conde Drácula de lo mas Voyeur, con su bigote postizo y el atractivo de un Bigote Arrocet (valga la redundancia), que por una incompetencia de su sirviente Rendfield, acaba achicharrado bajo los rayos del sol. Y el escarabajo del título, también hace acto de presencia por ahí.
Bien, pues a las virtudes y defectos antes mencionados referentes al cine (actual) de Donald Glut, añádanle ración extra de simpatía y de todo lo demás, pero también de zoquetismo, porque vaya un Drácula el que sale aquí… parece que es de cachondeo la peli, una parodia o algo así, pero no, es seria en lo suyo. La peluca de Rendfield tampoco ayuda a que nos tomemos en serio esta peli, amén de la maravillosa momia creada por el Master de los F/X John Carl Buetchler, que como es papá de los GHOULIES, pues parece un Ghoulie esta momia.
Poco más que decir, se puede ver, pero también se puede no ver… vamos que te deja indiferente. Que eso no es malo del todo.

When You´re Strange

A finales de los 60, cuando en EEUU dominaba el puritanismo, y la guerra de Vietnam mas se recrudecía, apareció el movimiento hippy. Para los jóvenes las drogas y el rock n´roll eran la manera de evadirse de la mierda de realidad que les había tocado. Es entonces cuando apareció The Doors, y con ellos llego el escandalo a los escenarios. Este documental nos muestra la vida del grupo, como se formo, sus conciertos y escándalos y como acabo todo. La cinta mezcla imagenes reales de archivo y una historia de ficción que cual metáfora nos narra los descensos a los infiernos de Morrison.

Lo mejor de todo el documental son esas imagenes de archivo, veremos a The Doors grabar en estudio mientras Morrison casi no se tiene en pie, o los conciertos grabados desde el backstage con un Morrison tirado en el suelo del escenario completamente drogado, o incluso aquella ocasión en Amsterdam cuando el bueno de Jim se comió un trozo de hachís y se quedo dormido todo el concierto tirado en mitad del escenario. Vamos que veremos a Morrison puesto de todo lo posible y mas. Pero aunque fuera un drogadicto reformado luego a alcohólico, Jim Morrison tiene un algo especial que atraía a la gente. En el documental alguien define a Morrison como un Chamán que abre las puertas a otros mundos y sus seguidores entran en trance con el (el nombre del grupo viene de una poesía que habla de eso, de abrir puertas de conocimiento) y es cierto, Morrison tiene mas de Chamán que de cantante o estrella, aunque era lo uno y lo otro.

Dirige el documental Tom DiCillo, que salvo este documental y un par de películas con Steve Buscemi, no ha hecho gran cosa, y eso que su nombre me suena mucho, lo confundiré con otro.

LA PUERTA

Hablar de "La Puerta" es, para mi -y en un alarde de habitual nostalgia-, hablar del cine "Continental", a disposición de usuarios en aquellos tiempos (mediados/finales de los 80) en el barrio de Collblanc, Hospitalet, a quince minutos andando de mi casa. Un cine al que acudí a ver muchos títulos míticos ("Rambo", "Hellraiser", "Creepshow 2"...) y actualmente chapado tras una temporada mutado en formato Bingo. De entre todos ellos se erigen algunos que, a pesar de estar paridos con pocos medios y no contar entre sus responsables con nadie famoso, lograron congregar a bastante gente y terminaron convertidos en pequeños e inesperados éxitos. Como, por ejemplo, el "Witchboard" de Kevin S. Tenney (que algún día repasaré para reseñar aquí) o este "La Puerta" de Tibor Takacs.
En "La Puerta" tenemos niños con gorra de beisbol subidos a bicicletas recorriendo suburbios de casitas blancas de dos pisos, tenemos amplios jardines convertidos en micro-cosmos en los que todo ocurre, tenemos monstruos, rayos de colores, luces cegadoras... resumiendo, todas aquellas características que definían el sello Steven Spielberg. El cine del Rey Midas de Hollywood siempre se situaba en idénticos parajes y hacía gala de idénticas virtudes (si no en funciones de director, sí en las de productor). Que todo eso lo veamos en "La Puerta" no es un juego retro-referencial o post-moderno, como sería hoy, es que entonces, en ésa década, aquello era lo típico y normal en cualquier producto pensado para jóvenes. Exactamente como el film que nos ocupa.
En el jardín de casa de nuestro protagonista se forma un extraño agujero. Según su amigo heavy metalero se trata de una puerta a los infiernos. Ni que decir que, por una serie de casualidades, aquella misma noche las criaturas del averno saldrán de las profundidades dispuestas a asustar a los chavales primero, y a invadir el mundo de los vivos después.
Todos los elementos terroríficos e incluso asquerosos (que los hay) están medidos con regla para no ser excesivamente traumáticos ya que, repito, la intención es contentar a un público entre los... hummm, pongamos 15 y 20 años. Los apañados efectos especiales (mucho y jugoso stop motion) son los reyes de la función sobre todo en la segunda mitad de la trama, curiosamente, la más floja del conjunto. La que la precede hace gala de un ritmo más dinámico y resulta notablemente disfrutable. Aún así, y a pesar de ello, "La Puerta" es un pequeño film que funciona notablemente bien a la hora de entretener, y eso ya es mucho.
En el reparto destaca Stephen Dorff (que podría llamarse Stephen Dwarf, ya que parece un puto enano sin cuello) quien, más crecidito, lograría destacar actuando en algunos films de peso.
Como he contado en otras ocasiones, Tibor Takacs dirigió un segundo film ("Lecturas Diabólicas") que, supuestamente, tenía que confirmarle como nuevo talento. Sin embargo, su fracaso le llevó a rodar "La Puerta 2" (reseña en muy breve). Tampoco esta ruló en taquilla como debía, lo que acabó encasillando al cineasta en productos catastróficos o de animales gigantes destinados a la tele por cable. El remake oficial está previsto para el 2011... vamos, que lo de la mediocre "Miedos 3D" es plagio o mera casualidad.
La palabra perfecta para definir "La Puerta" es ENTRAÑABLE.

lunes, 13 de septiembre de 2010

THE GRAVES

¡Como piqué con el chulísimo cartel! Y con su premisa: Dos hermanas que siempre van juntas, se van a separar puesto que una de ellas se va a trabajar a Nueva York. Antes de partir, deciden hacer un viaje en busca del “Termómetro mas grande del mundo” (¿??, quizás sea una mala traducción del que hizo los subtítulos), y parten en coche hacia donde está dicho objeto. Pero su objetivo se ve truncado cuando llegan a un pueblo perdido y les ocurren unas cosas que desviarán el rumbo de la película por tres caminos diferentes: Por un lado darán con un extraño herrero al que le gusta matar a la gente que se cruza con el, a base de martillo. Solventado ese problema, toparán con un extraño “redneck” que con hoz en ristre, y nariz de cerdo en la cara secuestrará a la mas sexy y tetuda de las hermanas, con aviesos fines, y tras salir de esta, se toparán con un inquietante sacerdote, metido de lleno en ritos satánicos y posesiones.” Slasher,” violencia “Redneck”, y ritos satánicos. ¿Suena bien verdad? Pues con este material, con el que cualquier director solvente se haría una película para el recuerdo (es una de esas pelis, que podrían muy bien pegarle a Robert Rodríguez, pero también a John Carpenter), el director de la misma, un manazas llamado Brian Pulido, se hace la pelí más tostón y poco emocionante que he visto en lustros. Pasan muchas cosas, si, pero nos quedamos igual. Sangre escasa y generada por C.G.I, y producción de entre medias, ni muy opulenta, ni de tres pesetas.
Quizás por quedarme con algo (ya saben que me gusta salvar algo de las pelis muy, muy malas) me quedo con el hecho de que el 75 % de la película transcurre siendo de día, así que ver a un tipo persiguiendo a una tetuda a plena luz, es algo que me ha molado mucho, puesto que no es lo más común. Pero por lo demás… nada de nada. Pero ¿A que por el póster ustedes también picarían?

NI SE TE OCURRA... (DEJAR DE VERLA)

Me dio por sacar los vhs, y vi que tenía esta película, la cual conservo por no poder conseguir en dvd, teniendo, no obstante el recuerdo de que se trataba de una película de lo mas deleznable. Que equivocado estaba. Habré visto esta peli tres o cuatro veces, siempre con el prejuicio ( y más en la época) de que “Cruz y Raya” eran unos humoristas de los mas asquerosos (así era y así es, aunque ahora por separado, y aunque haya disfrutado de la parodia de Al Pacino / Bobby De Niro de José Mota). Tras verla, y reflexionar fríamente sobre lo que acababa de ver, llego a la conclusión, de que es tal el desbarajuste, el cutrerío, la dejadez y que a pesar de todo esto la peli no funcionara mal en taquilla, que me quito el sombrero, la califico de “obra maestra en lo suyo” y entra a formar parte de mis “peores favoritas”. Las pretensiones de esta película, son tan meramente comerciales, que al final lo de menos es la propia película… Tenemos a “Cruz y Raya”, lo que es una garantía de taquilla, entonces, ¿para qué coño nos vamos a currar la película? Pero es que además, tiene la fortuna de, en su caos, contar con algunos de los gags tontos al más puro estilo “Spoof”, más graciosos que he visto en mi vida: El rubio, pide una caña en la barra de un bar, y este recibe una caña de bambú. Pide que “le pasen la china” y alguien le lanza a una mujer oriental. Alguien pide algo para picar, y recibe un pico de albañil, que se clava violentamente en la mesa y así toda la película… un “tour de force” de chorradas, con las que me entró la risa tonta, y que recordándolo, aún me dura. Sobre todo destaco la estúpida aparición de E.T. que no viene a cuento y con el peor chiste de la película, que no se puede contar, hay que verlo.
Y cuando digo que la peli es lo de menos, es porque, si en los títulos de crédito se dedican a mostrarnos sketchs mejores o peores, parece que al principio va a tener argumento, dos jóvenes estudiantes de “Artes escenitas Venezolanas” que al comprobar la poca salida que tiene su carrera, deciden buscarse la vida hasta que acaban de “espanta-clientes” en una discoteca. Justo en el momento que entran a trabajar en la discoteca, la película se sumerge en un caos narrativo, que no respeta cronológicamente los hechos (hay escenas que deberían salir antes que otras… mal montada, supongo que de manera voluntaria, da la sensación de que importaba tres cojones como quedara… ¡Increíble!) y si había una pequeña trama, esta desaparece a favor de los gags.
Además tiene una virtud; no solo es una película, que va. Es además ¡un jodido concierto de “La Frontera” filmado en cine!, si, para llegar a la hora y media y teniendo en cuenta que seguramente no existía un guión, entre escena y escena se nos cuela una actuacioncita del grupo de marras, que en la época ya no estaba ni de moda y se cantan unas siete canciones. A una media de tres minutos, tirando por lo bajo, por canción, unos 21 minutos de actuación en directo. Hay que tener dura la cara.
Pero el colmo de la jeta, está en lo siguiente: Se ve que el equipo de filmación, disponía de una discoteca, en la que transcurre el 70 % de la película. Pero claro, llenarla de extras para dar ambiente, supondría un pastón para la producción… ¿cómo solucionarlo? Pues de la manera más ingeniosas. Se inventan un personaje, el gerente de la discoteca (Guillermo Montesinos), que con tres clientes dice que tiene el bar lleno… “- A ver si se me despeja el local”, dice el hijoputa…. Con lo que prácticamente la película entera vemos en esa disco a “Cruz y Raya”, el gerente y el grupo “La Frontera” que no se baja del escenario… ¿no les parece genial la solución? Solventar una carencia con la creación de un gag, es obra de un genio, un maestro de la poca vergüenza. ¿Y quien anda detrás de esto? Pues no un cualquiera, si no Luis María Delgado, con una larga carrera a sus espalda, y todo un clásico de este blog. NI SE TE OCURRA, es su brillante testamento.
En el cast, nos encontramos con Concha Cuetos, Rafael Alonso, Ángeles Martín, Pedro Reyes, Antonio Gamero, Willy Montesinos o José Lifante. Un reparto de lujo ¡encima¡.
Tremenda, si la ven con los ojos que le corresponden a esta película, verán que es una genialidad y la disfrutarán tanto como yo la disfruté. Es una locura. Y lo más curioso, es que en la época, no hubo ninguna habladuría acerca de la calidad de esta película.
Producida por Warner Española, ¿A que esperan estos gilipollas para hacer una edición especial con los extras que existan en DVD? Y más ahora que José Mota triunfa en televisión.

domingo, 12 de septiembre de 2010

CHAOS U.K.

Aclaremos de entrada que no me tomo muy en serio la llamada "second wave" del punk británico surgida a inicios de los 80. Pienso seriamente que si la movida inglesa del 77 ya era un poco una caricatura de la escena original neoyorquina (ya sabéis, Richard Hell, "Ramones", "New York Dolls", "Blondie", "Suicide"...), la de los 80 era ya el cachondeo absoluto. NADA tenía de genuino punk. El mensaje, la estética, el sonido y la forma eran lo menos punk del mundo... pero, si obviamos todas estas cosas, y nos centramos en lo estrictamente musical, aunque se parió mucha mierda, mucha patraña, también se dio cancha a algunas bandas con canciones cojonudas, y de todas ellas destaco a "Chaos UK" como mi absoluta favorita, seguramente porque siempre demostraron tener bastante más personalidad que la mayoría.
Nacieron en Bristol, en 1979, y de entrada eran de esa facción del segundo punk especialmente interesada en el ruido y la velocidad (tipo "Disorder"). Así lo confirman algunos de sus clásicos de la época como "No Security", "Kill your baby" o "Victimised". Para cuando pasados varios singles sacaron su primer larga duración, "Chaos UK LP", un pepinazo estridente maravillosamente crudo, ya habían comenzado los cambios de formación, algo que sería una constante en el grupo. Hablar de "Chaos UK" significa hablar de Chaos (o Kaos), su característico voceras calvo y barrigón que, antes de agarrar el micro, se dedicaba al bajo. Él ha sido, desde siempre, el único miembro constante.
El siguiente que dejaría huella fue Mower, quien se puso al frente del conjunto cuando la "second wave" ya comenzaba a perder fuelle. La mayoría de las bandas famosas habían perdido los papeles y se dedicaban al heavy metal o al rock más AOR. También el Oi! arrasaba, y nuestros chicos nunca acabaron de sentir mucha simpatía por esta escena cuyas normas, en esencia, creó el periodista Gary Bushell.
Ellos, ajenos a todo, a modas, a desvaríos y a tendencias incluso dentro del mismo punk/Hardcore, optaron por seguir a su rollo, tocando allí donde les llamaban (squats incluidos, claro) y exprimiendo la manzana podrida del ruido. Si en algo destacan los "Chaos UK" de esta etapa es en su aún mayor estridencia, algo a lo que contribuían de sobra los berridos casi agónicos de Mower. De mientras, Chaos, el calvo, seguía dándole al bajo. También es en este periodo cuando los chicos comienzan a hacerse un nombre en Japón, país especialmente interesado en los sonidos extremos y editan un famoso split-LP con los otrora interesantes "Extreme Noise Terror" (volverían a verse las caras en el recopilatorio "Punks not dread" y compartirían de nuevo larga duración con otra banda del vocalista de "ENT", "Raw Noise").
Da la casualidad de que, probablemente, uno de mis discos favoritos del combo, por no decir el mejor, cuenta con Mower al micro, "The Chipping Sodbury Bonfire Tapes", un trallazo cojonudo, con temas de esos ultra-follaos pero muy adictivos en el que se dan la mano en perfecto equilibrio velocidad, ruido y furia pero sin resultar inaudible, todo lo contrario. Destaco el tema "Indecision", ¡genial!.
Ya en este disco tenemos a otro de los miembros indivisibles de "Chaos UK" junto al de la alopecia, hablo de Gabba, guitarrista entregado a la causa. Es un hecho conocido que a esta gente les iba más la priva que a un tonto una piruleta. Famosa es su canción-en-coña sobre el tema, "Cider" y que, a cada nuevo disco, rehacían riéndose de la música de moda del momento. Lo mismo ocurre con la famosa "Farmyard Boogie", que es inseparable de su trayectoria y la han tocado de todas las formas y colores, con regusto noise, y con tirón country. El caso es que, tanto les va el bebercio a esta peña, que a veces les ha dado problemas. Sin ir más lejos, Mower fue expulsado del clan por sus excesos etílicos, lo que le impedía cumplir un mínimo con sus responsabilidades cara a la formación. Es aquí donde entra Chaos y arranca la tercera y última etapa de su carrera, por otro lado, aquella en la que gozan de más popularidad y en esencia se alejan de su tendencia más ruidista y super acelerada para sonar más... no se, ¿más "punk rock" a secas?... haciendo uso de acordes mínimos pero pegadizos, coros que animan al berreo y ritmos que no se duermen pero se pueden seguir perfectamente.
Con Chaos y Gabba como miembros reconocibles, el grupo se dedica a tocar por todo el mundo (en España no me consta que hayan venido nunca, aunque podría estar equivocado. Si sé que Chaos vino como bajista de unos renacidos "The Lurkers" en un concierto en el que también actuaron "999" y "The Exploited" celebrado hace ya años en la Ciudad Condal), editar discos (bastantes splits) e incrementar su leyenda de gente con ganas de reír y pasarlo bien. De esta etapa posiblemente su mejor trabajo sea "100% Two Fingers in the Air Punk Rock", donde a base de doble guitarra suenan realmente poderosos y adictivos. Intentan seguir esta linea de sonido con "Morning After the Night Before" o el curioso "Heard it, Seen it, Done it", un cd de versiones de bandas punk tan variadas como Ian Dury, "The Mob", GG Allin o "Antiseen", de quien por lo visto son muy seguidores.
Su último trabajo oficial y reconocido es, ni más ni menos, que un split con "Fuk". ¿Que tiene de especial?, pues que "Fuk" es un grupo que hasta cierto punto recoge el testigo de los "Chaos UK", ya que, además de un sonido parecido, incluso la misma tipografía en el logo, cuenta con algunos ex-miembros en sus filas, destacando por encima de todos ellos Gabba. Tengo entendido que, como ocurrió en su momento con Mower, también Chaos comenzó a resultar problemático por sus excesos alcohólicos, no me sorprendería que se pensara en echarlo y al ver que unos "Chaos UK" sin el calvo en sus filas era algo impensable, prefirieron empezar de cero con otro grupo. He oído varios temas de "Fuk" y sí, no están nada nada mal, y algo de "Chaos UK" hay en ellos, pero la inconfundible voz de Chaos se echa de menos.
Como decía arriba, uno de los aspectos que más admiro de esta banda es su demostrada individualidad. El que jamás hayan intentado recuperar el pasado (lo que les ha evitado de parecer patéticos) y, lo mejor, aunque se hayan separado y vuelto a unir en alguna ocasión, nunca reaparecieran en el momento justo y oportuno en el que toooodas las bandas del "second wave" del punk británico volvieron a juntarse (cuando el punk estuvo de moda ahí en los 90, jamás veréis a esta gente en el cartel de algunos de esos tristes y deprimentes macro-conciertos nostálgicos tipo "Hollydays in the sun"), les confiere un aurea de auténticos y genuinos que nunca nadie podrá arrebatarles. Es por eso que los respeto, y es por eso por lo que, y esto es lo que realmente importa, su música (o su ruido) me sigue gustando tanto como el primer día.

Actualización (19 - Septiembre - 2014)
Finalmente, mis peores pesadillas se han hecho realidad. Por lo visto con "Fuk" las cosas no iban demasiado bien y Gabba ha impulsado este mismo año la reunión de unos nuevos "Chaos U.K." sin Chaos como frontman. En su lugar tenemos a un aumentado Mower, es decir, que los "Chaos U.K." del 2014 retoman el sonido ultra-agresivo de la época en la que aquel le daba al micro. En fin, como más viejo es el punk, más pervierte sus primigenias intenciones... pero no puedo evitar confesar que, incluso así, ¡mola!.

sábado, 11 de septiembre de 2010

BLACK HOLE, DESTRUCCIÓN DE LA TIERRA

Después de ver/reseñar "Stonehenge Apocalypse", estaba ya preparado para enfrentarme a otro producto de parecida calaña que rulaba por mi ordenador desde hacía meses, este "Black Hole, destrucción de la tierra".
Bien, empezamos mal. Empezamos mal porque a los 15 minutos de película, y en el primer diálogo entre científicos y especialistas, sueltan una afirmación contundente: "No se trata de un agujero negro... es otra cosa". Vamos, que ya de entrada el título Español nos está tomando el pelo, ¡pues mola!, en realidad el film se titula "Quantum Apocalypse" y la fuerza maligna en lugar de un agujero negro es como una espiral de energía o alguna patochada por el estilo.
Pero centrémonos en la peli. En la NASA... ups!, perdón, la USSA se llevan un buen susto cuando, a último momento, un meteorito que cruzaba al lado de Marte se desvía bruscamente y se estrella en el planeta rojo. Alarmados, deducen que una ignota fuerza lo ha desviado de su trayectoria, y esta no es otra que un no-agujero no-negro que se está formando junto a la tierra y en menos de dos días la habrá rechupeteado por completo. Como siempre, la trama de base resulta apasionante y prometedora, "lástima" que nos encontremos ante un producto emitido en Syfy Channel, producido por los de Nu Image y guionizado por Leigh Scott, en cuyo curriculum destacan varios curritos (en funciones de guionista y director) para... ¡¡The Asylum!! (entre ellas "Hillside Cannibals"). Ala, ya los tenemos a todos junticos.
Sabiendo esto de antemano, lo que esta peli nos ofrece es mucho diálogo paracientífico que, una de dos, o el que lo ha desarrollado se ha informado mucho, o se parapeta tras la ignorancia del espectador inocente. Sin embargo, aquí sí hay algunas tímidas imágenes de destrucción masiva, tenemos un tornado, una inundación (muy convincente) y tres planos de un tsunami, dos de ellos demasiado bien paridos. Da que pensar si todo este material no habrá sido sacado de alguna otra peli, ya sea de la misma Nu Image o de una super-producción a cuya productora han pagado por la reutilización de esos minutos (la imagen de la ola chocando con la estatua de la libertad me resulta demasiado familiar!!!). La peli se desarrolla, como toda buena fábula apocalíptica, a base de tres historias paralelas que, llegado un punto, convergen. El alcalde, su estúpida segunda mujer y el hermano autista que en verdad es un genio. Las correrías románticas del hijo adolescente con una animadora la mar de guapa y puti. Y los científicos estresados, destacando a una excéntrica física -creo- con look de punka descafeinada (??) que (sobre)actúa como si pretendiera llevarse un Oscar con resultados altamente irritantes.
El final es desconcertantemente efectivo, y encima, instructivo. Gracias a "Black Hole, destrucción de la tierra" he aprendido que los viajes atrás en el tiempo no son una repetición exacta de los hechos ya acontecidos, ¡que va!, en realidad se dan con leves variaciones, algunas mejoras y varios conflictos familiares resueltos. ¡¡Chapeau!!.
Si te lo propones, hasta puede resultar entretenida.

viernes, 10 de septiembre de 2010

PONIPONCHI, UNA CHICA CUASI PERFESTA

No se muy bien el motivo, pero no me gusta hacer críticas del películas amateur españolas. Podría muy bien incluso hacer un blog actualizando a diario con este tema, pero no me gusta, quizás porque la mayoría iban a ser malas críticas, no iba a poder valorarlas como una peli normal, o por lo que sea. El caso es que si lo hago, me rijo siempre por un factor; que la película en cuestión haya sido editada en dvd con fines comerciales y/o se haya estrenado en cines bajo el precio de una entrada (por ejemplo, ELLOS ROBARON LA PICHA DE HITLER). Entonces, ya es otra cosa. Al desembolsar yo equis euros para adquirir un producto, considero que ese producto ya está listo para encajar las críticas, buenas o malas, y yo me veo en mi perfecto derecho de hacerlo, puesto que he pagado por algo.
En este caso, todo esto que digo se queda en agua de borrajas, puesto que lo que viene a continuación es una buena crítica.
Dentro del panorama de videoastas que se sacan como pueden las castañas del fuego, rodando con el mínimo de medios y el máximo de ilusión, destacan por meritos propios el tándem formado por José Antonio García en la producción, e Ivan G. Anderson e las labores creativas (guión, dirección…). Película que ejecutan, película con la que logran distribución comercial en dvd.
Ya defendí en su momento PSICOFONÍAS 1.0 que en su momento, calibré los medios de los que disponía esta gente y lo que se veía en pantalla, quedandoles, en mi opinión, una película de terror más que digna. Pero con esta PONIPONCHI, ya me declaro incluso admirador del tándem ( es muy, muy difícil que yo diga esto de alguien amateur), pues con los mismos medios, han logrado ofrecernos una película mucho mejor. Cierto es que la comedia es un género mucho mas fácil a la hora de ejecutarlo, pero hacer una comedia de travestis, de más de dos horas y salir airosos (no aburre ni un ápice) eso es ya una proeza en este tipo de productos.
La cosa va de un travesti de pueblo, el cual debe llevar su condición a escondidas por que es banquero y porque está en un pueblo y tras equis acontecimientos, decide marcharse a emprender una nueva vida a Madrid, donde le sucederán montones de cosas, algunas divertidas, otras tristes, pero todo contado de manera agradable y con mucho ritmo.
Lo cierto es que no es nada novedosa la cosa, es un hibrido entre las comedias de Paco Martínez Soria con Almodóvar y John Waters, algo manido, y hasta si me pongo cabrito, pasado de moda. Pero eso es lo de menos, ya que cómo he dicho antes, la peli se sostiene en sus dos horazas de la forma mas divertida, disfrutando con las tropelías de la poniponchi, y disfrutando estéticamente del “Steadycam”, de lo cuidado de algunos planos, pero también de lo tosco y chabacanos de otros (que la tosquedad y el chabacanísmo, en absoluto tienen por que ser malos). Y es que si algo tiene la peli, que le falta a la mayoría de pelis de estas características, es personalidad, la de Ivan G. Anderson, que con su segunda película ya ha creado un universo propio y diferenciable.
Lo mejor, sin duda, es que no intenta disimular su condición de cutre, la película es consciente de serlo y a un sonido horroroso, se le añade eso que tanto jode a los “Cinema students” que es unos saltos de eje que duelen a la vista y que no se corrigen, lo que en mi opinión es un logro, jamás un fallo (¿por qué en cine todo tiene que ser perfecto? ¿Por qué regirse por el patrón establecido?).
Quiero destacar también la formidable interpretación de Álvaro de la Torre, que con su aspecto totalmente masculino, logra crear una Poniponchi de lo más creíble.
En el cast también, gente habitual del entorno gay como Psicosis Gonsales, La Prohibida, Nacha la Macha o Malena Gracia.
Muy maja.

STONEHENGE APOCALYPSE

Si algo le pido a una peli de catástrofes, es espectacularidad y realismo. Si algo le pido a una peli de catástrofes que no puede dármelo por razones presupuestarias, son ideas descabelladas e imaginativas. De estas segundas no suele haber... afortunadamente "Stonehenge Apocalypse" es la excepción que confirma la regla (y "El Núcleo" también).
Imaginaos el percal, el famoso monumento Stonehenge (ese de los dólmenes puestos en círculo) resulta que es algo así como el interruptor que pondrá en marcha el fin del mundo. En realidad su plan es redecorar la tierra, dejarla como nueva tras aniquilar la raza humana. ¿Y cómo lo hará?, mediante hondas electromagnéticas que activarán poderosos volcanes ocultos dentro de... hummm, pirámides... pirámides tan famosas como las Maya o las que hay en Egipto. Toma geroma!. Naturalmente existe una llave capaz de detener el lío, y nuestro prota, un ex-niño prodigio que se dedica a hablar de fenómenos ocultos en un programa de radio pirata, hará todo lo posible por solucionar el petate.
Basta decir que nos encontramos ante una producción inconfundiblemente Syfy Channel. ¿Que es lo que hay aquí?, bueno, mucho diálogo, efectos infográficos un poco pobres, cámara inquieta... en fin, lo habitual. No esperéis imágenes de destrucción masiva (no se ven, solo se recitan: "Señor, un super-volcán ha arrasado Indonesia", y con eso tienes bastante), ni diversión a raudales, por norma general a esta clase de productos les pesa el culo... solo que a este le pesa un poco menos, tiene algunos aciertos (a mi la idea de base me parece tan atrevida como maravillosa) y un final genuinamente emocionante con el héroe perseguido por balas, bombas atómicas y pocos segundos para el final de la cuenta atrás. Eso es tener problemas.
Simpática peliculilla.